sábado, 30 de octubre de 2010

Verde, agua y mar



Cruzé el último tunel y el coche se embaló bajando hacia Campomanes. Llovía en Barrios de Luna. Llovía muy fuerte. El verde lo inundó todo y sorprendentemente las nubes pararon. Ahora sí, escribo desde el hotel en esta noche lluviosa de Gijón. Me espera un fin de semana asturiano.

Marga, Miguel y yo cenamos en La Perdiz camino de Mareo. Sin el mar no podemos vivir, sin el verde de los prados y los árboles, la esperanza se agota. Sin la presencia y el habla de esta buena gente la vida se torna mas gris y oscura, a mi me lo parece. La semana por diversas circunstancias ha sido dura.

Mañana nos espera el mar, la larga playa, La sidra en una terraza junto al puerto de Lastres. Dejaremos que el tiempo transcurra lo mas lentamente posible mientras el niño corre por la playa. Luego subiremos tranquilamente hacia el alto del pueblo y desde allí, entre las nubes y el mar gris ¡Que suerte de que el cielo esté plomizo! nos sentiremos vivos una vez mas.

Mas tarde y desde el alto miraremos esa pequeña Concha que es la playa de Torimbia. No es verano, pero la playa ahora sin cuerpos seguira ahí abajo esperando como cada año, desde casi el inicio de los tiempos, que el sol y el calor la haga mas atractiva a la vida.
Es tan solo un fin de semana. Niños y niñas cruzan la calle vestidos con túnicas negras, ojeras e hilillos de sangre pintados en el rostro. Halloween, Truco o Trato dicen. Ayer, bajo la lluvia en Salamanca, cumplimos con los que nos precedieron en esta carrera de relevos de que es la vida.
Gracias papa, muchas gracias por todo, por tu sacrificio, por tus cuidados y miradas, por aquel consejo que en vida me distes cuando me prejubilé en que, tonto de mi, manifesté a un anciano de mas de ochenta años mis dudas sobre la nueva vida que me tocaba vivir y la sensación de final que me embargaba; No. No es eso, tu mira siempre para adelante, ese es el secreto. Ahora, años después, ya no estas, pero ese es el consejo que en mi sempiterno pesimismo nunca desearía dejar de tener. Es algo que siempre tengo presente. A pesar de eso, son demasiadas las veces en las que sin razón de peso, siento como las fuerzas fallan. Seguir, seguir y seguir no es simplemente el secreto. Eso es, en realidad, el sentido de la vida.

Verde, mar y agua. Es el momento, siempre es el momento. El momento es el todo.

Leer más...

viernes, 29 de octubre de 2010

Ha muerto un héroe de la clase obrera



Marcelino Camacho ha fallecido esta pasada noche en Madrid a la edad de noventa y dos años. Esta es la cabecera que durante toda la noche ha venido ofreciendo los boletines de radio.

Camacho ha sido un sindicalista de los que ya no existen. El tiempo obra esos milagros, nos ofrecen de vez en cuando a un Camacho, un Mandela, un Bové, un Lula para recordarnos lo que podemos llegar a ser si somos fieles a las ideas.


Representante de los que nada tenían y de los que en cada huelga y en cada lucha se jugaban el puesto de trabajo, la libertad e incluso, su vida. Esta noche he escuchado un extracto suyo en el que nos decía lo que pensaba sobre el nacimiento de Las Comisiones Obreras. Comentaba que eso surgía así, llegaba un momento en que por las condiciones objetivas se creaba una dinámica, en ese caso de lucha, debido a la opresión. Impecable dentro de la teoría marxista. Pero no solamente era eso. Eso no hubiera podido ser así si no hubiesen existido hombres y mujeres como él. Han sido seres excepcionales forjados en el trabajo, la lucha y el sufrimiento los que posibilitaron una España mejor que la que teníamos.

Entre 1966 y 1977 fueron las luchas obreras las que empezaron a abrir las grietas en el muro del franquismo. La lucha por mejores condiciones de trabajo y por la libertad sindical servían de ariete para las conquistas democráticas. Pamplona, Granada, Ferrol, Madrid, Barcelona y Vitoria, entre otras, fueron ciudades en las que cayeron asesinados obreros en jornadas de huelgas y manifestaciones. Los que vivimos aquellas luchas no podremos olvidar esos momentos y tampoco podemos evitar sentir la tremenda frustración que nos produce el momento actual.

Camacho no solo fue el héroe de aquella época, seguramente muy a su pesar, sino que la historia le juzgará como una persona sencilla, muy modesta, a la que la vida posterior de líder sindical para nada cambio. Firme en sus convicciones e irreductible en llamar a las cosas por su nombre cuando en el altar de la modernidad se inmolaron determinados valores que nunca debieron de ser sacrificados. Por eso, junto a tantos otros seres anónimos que lucharon y luchan, rindámosle el tributo que es, como él hubiese querido, el homenaje a todos los que sufren.



Les dejo con el homenaje de Víctor Manuel al obrero, maestro y hombre que fue Marcelino Camacho.




Leer más...

jueves, 28 de octubre de 2010

Un adios a las armas sembrado de dificultades


El golpe de timón realizado por Zapatero en aras a recuperar parte del electorado, influenciado, aunque se niegue, por la presión de los barones del PSOE, se cifraba en una estrategia consistente en una nueva política de comunicación, la recuperación de personas con la suficiente experiencia en el partido y el gobierno, la reconducción del diálogo con los aliados sindicales, la previsible inversión de la tendencia de la economía que repercutiera en una modesta creación de empleo en el segundo semestre del año 2011 y lo que sería la traca final, una posible guinda a todo este pastel: El abandono de las armas por parte de ETA.

Con ocasión del análisis realizados en este blog sobre los cambios en el gobierno y en relación con este último asunto, el de la guinda, decía lo siguiente en el post Mas de lo mismo; El cambio de gobierno, algunas claves lo siguiente:

"Un proceso de diálogo o negociación para que ETA abandone la violencia y el terrorismo es algo muy complejo que va más allá del año y medio que queda de legislatura. No podría rentabilizarse de cara al electorado algo que fuera más allá, por imposibilidad temporal. Un alto el fuego adicional por parte de la banda, situación, no lo olvidemos, que es en la que ahora nos encontramos nada añadiría. El Partido Popular no dejaría que esa baza se la anotase el PSOE y pondría toda suerte de obstáculos a las reuniones. Los medios y colectivos afines cargarían contra cualquier iniciativa que supusiese conversaciones previas. Hoy por hoy, ni el PSOE ni la izquierda podrían hacer frente a la presión de una calle que en la actualidad es de la derecha en algo que supusiese una negociación o diálogo con la banda terrorista en el como abandonar la violencia terrorista"

Los intentos de la llamada izquierda abertzale para poder concurrir a las próximas elecciones mediante la creación de un nuevo partido que llevara implícito en sus estatutos el rechazo de la violencia terrorista y pasar con ello el filtro de la ley de partidos sumado a la incognita de un abandono de las armas verificable por mediadadores internacionales, está destapando la caja de los truenos de la derecha.

La Ley Orgánica de Partidos Políticos establece que en última instancia y en el caso de un partido político que quiera reconvertirse, sería el poder judicial el que tendría que emitir un fallo sobre su legalidad o no. O lo que es lo mismo, el Ministerio no podrá decretar en este caso concreto la legalidad o no de la nueva formación. Aralar siguió un camino parecido en sus inicios de legalización.

La derecha se ha embarcado en una nueva cruzada enviando toda clase de artillería con la que combatir una posibilidad que, hoy por hoy, es remota. Nadie está por creerse, sin más, un nuevo anuncio que puede acabar en trampa. Nadie, y el gobierno menos.

Serán los tribunales los que decidirán el cómo vaya a quedar la solicitud de legalización de la izquierda abertzale. De ahí a decir lo que ha dicho Basagoiti o Pío Gracía Escudero, de que es necesario establecer una cuarentena de cuatro años para verificar si existe o no trampa en la petición, no está en las manos ni del gobierno ni de los jueces. Nada hay previsto en la ley sobre posibles cuarentenas, y llevar a cabo esta iniciativa precisaría de una presión efectiva sobre los jueces que tendrían que decidir o en la reforma de la ley. A pesar de todo ello, quedaría abierta la posibilidad de que ante una posible denegación en España, podría elevarse un recurso ante los tribunales europeos. En esta instancia, ycon un rechazo explícito de la violencia sería mucho mas dificil seguir con la doctrina vigente. Iruin, el abogado de la formación abertzale y antiguo defensor de ETA viene contando con esta posibilidad, de ahí las prisas.

Mucho ha sufrido este país con el terrorismo etarra. Pero ese sufrimiento no puede invalidar la exploración, sobre bases reales, del final de la violencia terrorista. Oponerse a esta posibilidad por el simple hecho de impedir que unos determinados políticos puedan sacarse la histórica foto del final del terrorismo es hacer un flaco favor al pueblo español, a los que ya no están y a los que aquí seguimos.

Se ve y se nota el tremendo nerviosismo en las filas de la derecha. Cada vez que puede suceder algo positivo en el país se despierta como un resorte el espíritu, que digo espíritu, la negra realidad de Aznar. Su misión: Impedir por todos los medios de que España avance si ahí no se encuentra la derecha. Su objetivo es la España negra, la de siempre, y ahí estará siempre presente para mover a todos los suyos en la dirección de la confrontación. Su modelo de sociedad impone el extermino político del otro, en este caso de la izquierda.

La tarea del gobierno y de los jueces es delicada, cualquier paso que se de en este terreno debe de estar guiado por la prudencia y por necesidad de garantías. No se trata tan solo de dar el golpe definitivo a la mala situación electoral, la cosa es mas seria. Esas prisas, de darse, no serían convenientes. Tampoco lo sería el enfangar, tal como pretende la derecha, cualquier posibilidad por remota que parezca, de avanzar en la dirección de la pacificación definitiva. El Gobierno viene manejando hasta ahora bien el asunto, y eso a pesar de la beligerancia mostrada por los voceros de la derecha. Esperemos que la cosa siga así, por bien de todos.

Leer más...

miércoles, 27 de octubre de 2010

Vivir de la política



De lo que uno se entera cuando un parlamento, en este caso el de Castilla-La Mancha, decide que todos sus cargos públicos hagan anualmente una declaración de bienes. No es una declaración de intereses como ocurre en el Senado y el Congreso de los Diputados, sino que en la declaración de bienes se dice cuanto ganas y cuanto tienes. El gobierno de la nación también lo hace y por lo tanto, con esas informaciones sabemos que entre los políticos hay personas que son millonarias, otras que son ricas y algunas que tienen bienes muy parecidos a los que pudiera tener un oficinista del Banco de Santander.

El que se dedica a la política ha de tener un sueldo digno. Axioma inserto en la página cero del reglamento personal de cualquier cargo publico. Cuando el franquismo, no existían los sueldos como ahora pero las compensaciones llegaban por otro lado; Presencias en consejos de administración, comisiones por obras, negocios, chanchullos y demás.

Si uno se fija en lo que ganan los diputados llega a la conclusión de que hasta en esto del oficio político y dentro del mismo partido hay clases. Algunos triplican y cuadriplican el sueldo del compañero de la bancada, eso suele crear agravios comparativos, resquemores y las consabidas zancadillas para heredar el puesto mejor retribuido. Sueldo y poder en el grupo o en el partido son realidades indisolublemente unidas.

Nos hemos enterado que María Dolores Cospedal se lleva para cas una cantidad nada despreciable de 240.000 euros anuales. Argumenta, que se sabe lo que ella tiene porque es la más transparente de los políticos. Eso de ser la mas transparente tiene el inconveniente de que, sin quererlo, califica a sus propios compañeros y claro está, los deja como los deja.

Clasifiquemos. Hay quien se dedica a la política por puro servicio a los demás, por vocación pública. Los que han encontrado en esta actividad un modo de vida que quieren prolongar hasta que llegue la jubilación. Para ello hay que valer y por supuesto, tragar lo suyo; observen la ley del silencio imperante en los que en otra hora fueron críticos mordaces. Otros, aquellos para los que la sensación de poder lo es todo. Dejo para el final una cuarta clase, de estos hay pocos pero van camino de ser también una categoría, los que pertenecen a una familia o son herederos. Esta última clase, muy peculiar, abunda en los núcleos rurales, las ciudades y pequeñas provincias, lugares en los que el dedo del patriarca jubilado ha conseguido situar al retoño en la nomenclatura.

A todo político, sin distinción, cuando se le pregunta el porqué del estar en la política contestará, con el mayor énfasis posible, que está porque su vocación pública y de servicio a los demás forma parte de su visión de la vida. Ninguno de las cuatro o cinco categorías antes mencionada confesará que está por el dinero. A uno, Zaplana, se le escapó en la escucha telefónica de un famoso caso que fue sobreseído por el juez, que su aspiración con la política era hacerse rico. Al final lo ha logrado, dejó de ser ministro en la consabida patada hacia arriba y ocupó un puesto altamente rentable para su cuenta corriente en Telefónica.

Lo que Cospedal cobra me parece, sencillamente, obsceno. No quita un ápice a esa indecencia el que parte de su retribución sea pagada por el partido. Lo mismo opino de algunos sueldos que tienen los políticos de izquierda. Una cosa es tener un sueldo digno y otra muy diferente es la de acabar rico, que no millonario, con la actividad política. La acumulación de cargos obra la inmensa maravilla de la acumulación de sueldos.

Cospedal es la candidata a Presidenta de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha por el Partido Popular y puede darse el caso paradójico de que cuando sea presidenta gane menos que ahora. O sea, que a algunos, si ganan en las elecciones o les promocionan no le hacen un favor lo que le dan es una puñalada trapera.

En un marco de crisis como en el que nos hallamos, salarios y retribuciones como esas supone una burla a la ciudadanía. Ocurre exactamente igual con las pensiones e indemnizaciones de los miembros de Las Cortes o los puestos vitalicios derivados de la política. Cuando se cuelan, se deslizan, a la opinión pública noticias como estas, repiquetean brevemente en los medios, pero pronto desaparecen. No hay materia. No hay debate. No hay venta de periódicos ni minutos de televisión. Nunca formara parte del arsenal de reproches mutuos entre los partidos. En eso, todos están conformes, porque eso es lo primero suelen acordar los partidos en las instituciones en las que se encuentran.

El gran argumento, el único argumento que suele emplearse contra los que critican los abusivos sueldos de algunos políticos, es siempre el mismo; Primero: Criticar a los políticos por esta cuestión es demagogia. Segundo: Además, eso supone remar en favor de aquellos que no creen en la democracia. Tercero: Tenga cuidado al hablar de estos asuntos, es tabú y quien ose hablar de ello puede ser tildado de resentido, demagogo e incluso, puede que un peligroso enemigo del sistema democrático.

Bien, si usted, amable lector, es político, coja el argumento anterior y expónganselo a quienes no llegan a final de mes, esté en la cola del INEM o no tenga que llevarse a la boca. Pero antes, siga el consejo, cálzese unas deportivas y corra, corra lo suficiente para que las piedras no le alcancen.

Volvemos a lo de siempre, la izquierda ha de tener eso bien presente si quiere gobernar. Esa, lo de las retribuciones, es una de sus cruces. Sabemos que a los votantes de la derecha esa cuestión no les molesta salvo cuando los que cobran son de la izquierda. Ahora más que nunca hay que tener cuidado con eso. Hay cosas que hiere a la gente que vota izquierda y ésta es una de las más importante. Gajes del oficio

Leer más...

lunes, 25 de octubre de 2010

Del por qué no hablamos de las cosas del comer


Transito por la vida como si fuese un Diógenes cualquiera. Ni quiero confundirme ni quiero confundirles. Al parecer, según nos comentaban los clásicos y los historiadores de la filosofía, Diógenes el Cínico era un dechado de desprendimiento personal, a la vez que un feroz crítico sobre los excesos materiales de su época. Lo de la confusión tiene su razón de ser en que para nada llego, pobre de mí con lo que me gusta la vida cómoda, a las suelas de las sandalias de aquel moralista. Entre otras cosas, porque siempre iba descalzo.

Diógenes fue pobre de solemnidad y lo fue por elección personal. Eso no es lo que ocurre ahora en nuestro país, año glorioso en el que por fin, casi hemos alcanzado el nivel de pobreza del 20%.

Esta bien lo de la Wikileaks esa. Hay que denunciar el abuso de poder y a los asesinos. Me parecen muy bien las protestas por la supresión del Ministerio de Igualdad, o los comentarios que todos hemos volcado sobre el cambio de gobierno y la nueva política del mismo. Lo de la leña al mono que entre todos venimos dándole al alcalde machista es tambíen una cosa buena. Todo eso está muy bien, pero de lo otro, qué.

Los de izquierda leemos a los de la izquierda; Sacamos de ahí temas e inspiración. Nos retroalimentamos. De vez en cuando, nos sumergimos en lo que escriben y dicen los de la derecha. Es parte del combustible que precisamos para seguir carburando y defendiendo nuestras ideas. A ellos, les pasa lo mismo con nosotros. Bueno, lo mismo no, casi parecido. Nosotros abrimos el abanico de nuestras críticas y deseos. Ellos, en cambio, siempre se centran en lo mismo. Si no, que se lo pregunten a Rajoy, que al parecer, ni siquiera conoce al alcalde de Valladolid.

Ustedes - si han llegado hasta aquí - se dirán ¿A qué viene todo esto? Pues verán, resulta que cuando se empiezan a apagar los destellos del fogonazo que supuso el cambio del gobierno debido en parte a esa insistencia del presidente en señalar que el problema era tan solo algo relacionado con la capacidad de comunicar, vemos que las aguas van volviendo, de nuevo, a su cauce. Cuando los comentaristas afines empiezan a decir: Bien, pero de lo otro qué. Cuando se va extendiendo, no en los otros, sino en los propios, que quizás no sea suficiente remodelar el departamento de paquetería, como si este país o el gobierno fuese el Corte Inglés o un Carrefour cualquiera que quiere solucionarlo todo con un nuevo papel de regalo y con lazos más brillantes y bonitos. Cuando el poner todos esos parches no remedia la impresión de que algo falta, es cuando empezamos a sentir nuevamente una sensación de orfandad.

Porque, miren ustedes, el hambre aguza el ingenio y no hace falta mucho ardor para elevar a creencia suprema, entre los que la padecen, el aforismo aquel que decía “Aunque la mona se vista de seda, mona se queda". La cuestión no es como se vende el negocio si no que es lo que realmente hay dentro del paquete que se pretende vender. No todo el mundo está dispuesto a creer, a pie juntillas, lo que pueda decir el comunicador oficial del gobierno.

Vuelvo a Diógenes y a ese pretendido paralelismo. No quiero enmendar la plana ante lo que es corriente y normal. Me pregunto muchas veces del para qué y el porqué escribimos desde la izquierda. Lo hago con mayor frecuencia cuando hay noticias que pasan por ahí, cerca de nosotros, como si no tuvieran trascendencia y que, sin embargo, son en sí misma toda una declaración de intenciones y a la vez, un termómetro indispensable para valorar la cosa publica desde la izquierda.

El INE ha publicado un día de esta pasada semana La Encuesta de Condiciones de Vida 2010. Sus datos son demoledores, en ellos se contienen detalles que ponen edad, lugar de residencia y estado de pobreza. En ellos, se habla a las claras de la cohesión social y territorial; La validez de algunas políticas de “izquierda” y el para qué les sirve el Estado de las Autonomías a muchos territorios. El tipo de cohesión que puede haber, de la igualdad en la subsistencia, y de su recambio, la llamada igualdad de oportunidades. De la gestión, de la gestión pura y dura, la que eleva el bienestar material de la población, la que en algunos casos, significa no tener carencia: País Vasco y Navarra; 9,4% y 7,4% respectivamente. Extremadura y Andalucía; 36,2% y 29,3% respectivamente. Que clase de país es este, qué clase de política fiscal y financiera tiene, y qué tipo de socialismo es practicado por un gobierno que permite disparidades regionales tan profundas en los niveles de pobreza.

Javier Valenzuela, una persona de izquierda, publicaba hoy en El País un excelente artículo que titulaba El cuento de la lechera no es un programa y en el se refería con una muy acertada expresión al núcleo central del problema de los socialistas, del qué es, de cuál es la razón principal del alejamiento de un determinado electorado del partido que dice ser su representante. Hablaba Valenzuela del cómo quedaba e iba a quedar “las cosas del comer”. Ese es el quid. No lo es la Wikileaks, no es si sigue existiendo el ministerio, que no la función, de Igualdad. Tampoco han de ser las palabras del machista alcalde, ni tantas y tantas cosas que ocupan en exclusividad, las neuronas de los socialistas y los escritos que realizamos desde la izquierda. El PSOE como casi todos los partidos que en otros países se empeñaron en reformar la socialdemocracia se ha dado un tortazo con la realidad. Se lo comentaba ayer a Ulises 3000 en un post y retomaba una opinión formulada por Alan Ryan en 1999, a propósito de la Tercera Vía de Blair y "el crecer y crecer sin fin" que ha durado como única política, hasta ahora: “ … en un cambio de ciclo y con un desempleo creciente, la socialdemocracia tiene exclusivamente dos caminos que tomar, endeudarse y subir la fiscalidad o ir hacia la austeridad y el control del déficit, eso hará definir lo que se es; De derechas o de izquierdas".


Nosotros, los de abajo, nos acercamos al discurrir histórico y al ejercicio de la democracia no como los actores importantes que somos, siempre que nos tomemos en serio eso que dicen de que la democracia es el gobierno del pueblo. Nos representan unos abogados que dicen ser nosotros mismos, pero que en realidad, forman parte de la Trilateral, el Club Bilderberg, el Foro de Davos y la Iglesia. Todas ellas nutridas también por socialistas de primera fila. Ese es nuestro drama. Ahí, a esa disciplina se ciñen también parte de los que nos gobiernan y por eso, las cosas son como son.

Leer más...

domingo, 24 de octubre de 2010

El vídeo del domingo; Asturias de Pedro Garfias y Víctor Manuel






La escuche un día de esta semana en la radio. Hacía mucho tiempo ya, es una de esas canciones que a algunos les pondrá los ojos rojos de ira y a otros, entre los que me encuentro, les acelerará el corazón y le pondrá los pelos de punta. Doble reflejo de una realidad, la española.

La interpreta Víctor Manuel, el vídeo es de 1994. En la medida en que gente como Víctor Manuel, Sabina y demás se mercantilizaban en exceso durante los últimos tiempos, me distancie un tanto de su obra - que injusto es esto que digo, todos o casi todos nos mercantilizamos - pero a pesar de ese distanciamiento, no dejo de reconocer que hay temas del pasado que todavía “me ponen”.

La letra de esta canción es de Pedro Garfias un poeta nacido aquí, en Salamanca, y muerto en el exilio, en Méjico. Les dejo un enlace a su biografía. Triste es que entre tanta placa y tanta estatua de pacotilla a diestro y siniestro nadie le haya rendido el más mínimo reconocimiento en la que fue su tierra de nacimiento.

Suelo ir a Asturias unas dos o tres veces al año. Me gusta Asturias y me gusta el carácter de la gente de esa tierra; Solidarios, con una fuerte cohesión interna y grandes luchadores. La canción recoge a mi juicio muy bien todas esas virtudes de lo asturiano y de los asturianos.

Es una canción de combate y por lo tanto épica, de rearme ideológico, de llamar a las cosas por su nombre. Era el lenguaje que se empleaba en los años treinta. Hay una corriente que trata de apartar estas letras y canciones, incluso desde la izquierda, dando a entender que eso pertenece a una especie de caverna de izquierda y soy de los que pienso que hay que volver a sacar a la palestra nuevamente todo esto. Seguro que la han escuchado antes. Me gusta ver a esos jóvenes cantarla con el puño en alto. Estarán ahora en la cuarentena, espero que muchos de ellos no nos hayan abandonado aún y sigan manteniendo, aunque sea en lo mas recóndito de su corazón, el mismo espíritu que entonces tenían.







Leer más...

sábado, 23 de octubre de 2010

Los sonidos del tren


Por esas vías que ustedes pueden contemplar en la foto y que se encuentran a unos centenares de metros del pueblo en el que vivo sonaba, hace ya unos años, el traqueteo de los trenes. Pertenecen a la Ruta de la Plata, una vía ferroviaria que unía Gijón y Cádiz, el Cantábrico con el Atlántico. Por ahí pasaba no uno, si no varios trenes al día.

Un día, allá por 1985, el racionalismo económico impuso su cierre. Era una línea deficitaria dijeron. En la explicación oficial no incluyeron que durante los años previos, RENFE había dejado de invertir en una ruta que en otros tiempos rebosaba de pasajeros. Que los retrasos casi formaron parte del contrato con el viajero, que máquinas y vagones llegaron a convertirse en chatarra sobre las vías, que con el tiempo, el olor y el deterioro interno fueron un acicate para huir de ese medio de transporte y que nunca, mientras en otros itinerarios si se hacía, se plantearon electrificar la vía. Que al final, los horarios ya no eran competitivos, en tanto que los servicios alternativos de viajeros por carretera se desarrollaban y se ponían las botas.

Lo habitual. El servicio público ya no era rentable tras la cura de adelgazamiento y el maltrato al que le sometieron sus propios gestores.

Hoy, la reapertura de esa línea forma parte del argumentario electoral en el occidente de Castilla y León. Cuando en España gobierna la izquierda, la derecha pide su apertura y cuando quien gobierna es la derecha quien lo pide es la izquierda. Tremendo, y lo hacen así, de modo simple, como si los ciudadanos no tuviesen memoria.

No sé si a ustedes les ocurre lo mismo, hay paisajes, escenas y rutinas que quedan grabadas para siempre en la memoria. Ese viejo barco que regularmente atracaba en el puerto, aquel viejo barman, esa persona que de modo habitual se sentaba en un determinado banco. El tren gris y azul de la Ruta de la Plata que chiflaba al cruzar por un paso a nivel. Cuando esos recuerdos se repiten de modo constante afloran sentimientos de disconformidad con muchas cosas de las que suceden en un presente que acaba laminándolo todo. Se habla de esas sociedades primitivas a las que se cambia de modo súbito con la llegada, con la invasión diría, de nuevas formas. Algo parecido nos viene pasando aunque de modo menos abrupto pero perceptible.

Cuando salgo a pasear por esa carretera desde la que he sacado la foto, recuerdo que hace ya muchos años cogí ese tren, mas de una vez, con destino a Gijón, incluso más tarde, cuando tenía que viajar por motivos sindicales a Gijón u Oviedo, me desplacé por esa vía única.

Cuando veo la hierba seca entre las vías, cuando contemplo esos postes del telégrafo y del servicio de órdenes del tráfico ferroviario destartalado, cuando, a veces, camino por ella cuidando de poner los pies en las traviesas para no trastabillarme, cuando encuentro algún que otro pedrusco del carbón procedente del transporte del mineral a su lado, es todo el pasado el que acude a mi memoria tenga o no que ver con el tren.

Hemos dado carta de naturaleza y hasta hemos llegado a comprender y considerar lógico ese “racionalismo económico” más hijo de la avaricia y la acumulación que de la buena administración. No hemos entrado en profundidad en el sentido de algunos de los cambios que se han producido a su causa y que hemos ganado o perdido con ellos.

Tengo mi televisión plana, no se si es HD, he de preguntarle a mi hijo sobre eso. Mi casa es hoy mas grande que la que tenía hace tres décadas. Sigo, igual que antes, estirando la nómina, esta vez la de la seguridad social, para llegar a fin de mes. Pero les puedo asegurar algo, no creo que pueda decir que ante todo ese confort aparente viva con más bienestar que antes.

Días pasados hablaron del Reino de Bhutan por la radio. Dijeron, que tenían un sistema para medir, al igual que se hace con el PIB, la felicidad de la gente mediante cuestionarios. Tras ello, implementan políticas de convivencia, diversión y desarrollo comunitario para que la gente pueda ser feliz. Punset se ha traído al primer ministro de ese país al congreso que sobre la felicidad ha celebrado en Madrid. No se si es formato de vida valdría en este país de crispados.

Después de reconversiones, astilleros vacíos, cierres de actividades, de vías de ferrocarril cerradas… Después de tantas y tantas cosas y pese a tener más autopistas, mejores coches y casas mas confortables, no tengo duda alguna de que muchas otras cosas, las que de verdad nos hacían felices quedaron arrinconadas en algunos de los muchos días del pasado.

Leer más...

viernes, 22 de octubre de 2010

León de la Riva y el café de la mañana




"Para P… tu madre" (*) exclamó indignada Marga, sentada a mi lado y con una taza de café en la mano, cuando las palabras dedicadas a Leyre Pajín por parte del ginecólogo de Valladolid y sempiterno alcalde de esa misma ciudad, León de la Riva llegaron a sus oídos. Me asustó su reacción por lo temprano, y por la viveza de la misma. Tan de mañana no se suelen tener esas reacciones. Le salió muy de dentro y no solo por solidaridad de género. Ella, que fue cargo socialista y sindical hace muchos años, antes de que hubiese cuota alguna, no es que sea una feminista militante.

Este tipo, De la Riva, que llegó a la gran política de la mano de Ana Botella - ayudó a traer al mundo a uno de los hijos de José María Aznar - pertenece a ese género que tanto abunda en la España cañí. Tiene su clientela, vaya que si tiene su clientela. Repasen la cantidad de barbaridades que ha dicho a lo largo de toda su vida política.

Antes que de La Riva, han sido otros, los que desde medios escritos han hecho pretendidas gracias y chistes sobre Leyre Pajín y otras dirigentes socialistas. Llueve sobre mojado. Ussía y Antonio Burgos representantes de esa raza de españoles con pelo en pecho y miradas “castigadoras”, que tienen su ventanuca en La Razón y el ABC, han dejado deslizar si no afirmaciones tan explícitas, si bastantes parecidas a la del alcalde. Solo hay que sembrar desde una pretendida cultura y saber literario para que otros, más torpes y burdos, acaben soltándo lo mismo.

Eso ni es misoginia ni es machismo. Es otra cosa, pone de relieve algo más, es el desprecio a la mujer y a sus capacidades. A ese desprecio va unido de modo indisoluble, el profundo odio a todo lo que suene a izquierda.

Insisto siempre mucho en esto, en España siguen existiendo esas pulsiones que han caracterizado nuestra historia más bochornosa. Esa gente rancia sigue estando ahí, son los legítimos herederos del Cura Merino, se muerden la lengua la mayoría de las veces, pero otras, llegan a su límite. Cuando los distintos odios; a la mujer, a la izquierda, alcanzan un determinado nivel se produce el desbordamiento y el exabrupto sale así, tal como suena, como si estuviese en la barra del bar o en la mesa del casino, totalmente mezclado con la bilis porque este tipo de gente acostumbrados a las bravuconadas y que hacen gala de modo constante de lo racial, se les suele calentar la boca y por lo visto, algo más, casi siempre a destiempo y del modo mas animal que se pueda concebir.

No se engañen, están ahí, en todos los lados. Son como las células durmientes de Al Qaeda que ante determinadas señales despiertan y sueltan todo el resentimiento que acumulan.

León de la Riva pertenece a esa raza de individuos fascistas e intolerantes, que cada día que pasa tienen que hacer tremendos esfuerzos por acomodarse a las formas democráticas. En ese mismo grupo también se acomoda el alcalde de Salamanca Julián Lanzarote y otros del Partido Popular. Pero me pregunto, porque siempre hay que hacerse preguntas, lo siguiente: ¿Cómo es posible que estos tipos, como tantos otros que coleccionan mandatos por mayorías absolutas, sigan ganando elecciones? No esperen a la próxima en la esperanza de que eso no suceda. En este país vende la chulería, el tiráo o la tirá p´alante, tipo Esperanza, Miguel Ángel Rodríguez, Trillo, Lanzarote, De la Riva y Aznar. Nunca se han escondido siempre se han manifestado tal como son y a pesar de ello, pues ya ven… Estamos, casi, donde estábamos.

(*) Soy, en este caso, un notario de un determinado hecho. Tal como lo oí lo expongo sin entrar en otras consideraciones.

Leer más...

jueves, 21 de octubre de 2010

Mas sobre lo mismo; El cambio de gobierno, algunas claves






Quien espere un cambio de la política económica con la remodelación del gobierno puede esperar sentado. Como lo pienso lo digo y aunque lo que digo no va a misa, trataré de dar a continuación algunas de las reflexiones que me llevan a hacer una afirmación que a más de uno le puede parecer demasiado categórica.

Sería ingenuo pretender algo más, pienso, que leves retoques con los que endulzar el mal trago por el que está pasando gran parte de la ciudadanía. El cambio de gobierno pretende remediar la situación de los socialistas de cara a las próximas elecciones pero, ¿Solucionará esos nombramientos la situación de precariedad en la que se encuentran las capas desfavorecidas de la sociedad a causa de la crisis económica? No lo creo, sinceramente nada hay en el horizonte que pueda llevarnos a esa convicción. Decir que es un gobierno para salir de la crisis cuando no se tocan los fundamentos del área económica es simplemente un ejercicio de voluntarismo.

Ha sido tema recurrente de este blog el exponer la necesidad de un cambio por parte del PSOE, no solo del gobierno si no, incluso, el del propio presidente del gobierno. Son innumerables los posts en los que se exponían reflexiones sobre el asunto. Los últimos y más significativos han sido: En el calor del Verano (I y II) y De nata y fresa por decir algunos, o unos de los últimos, Mantenella y no enmendalla.

La deserción de los votantes socialistas casi tiene nombre y apellidos. Se saben quienes son, sus tramos de edad y en que zonas geográficas residen. Son trabajadores, que habitan en la periferia de las grandes ciudades. Son, también, jóvenes, hombres y mujeres, parados. Zapatero y el PSOE retiene, también se sabe, los sectores subsidiados no dependientes del INEM, pensionistas de bajo poder adquisitivo, parte de la clase media progresista, profesiones liberales, mujeres y la totalidad de los colectivos emergentes ansiosos de profundizar en las políticas de igualdad. Lo que permanece fiel al PSOE no es suficiente para mantener el tipo en las próximas elecciones. Por lo tanto había que actuar, mucho han tardado, para recuperar algo el voto perdido. Por fin, una presión eficaz de los afines hizo que Zapatero comprendiera la gravedad de la situación en la que estaba el partido. Zapatero llega siempre tarde a todo

Recurren para ello a la experiencia, al recuerdo y a determinados nombres. Rememorar un pasado, remitir al votante descolgado al cliché PSOE es igual a partido de los trabajadores, poner unos interlocutores más accesibles a la conciencia de izquierda. Esa es la clave que manejan los demoscópicos. De seguir con la misma política comunicativa se hubiese profundizado aún mas en la debacle electoral. De eso trata la remodelación del gobierno: Salvar al partido. Por eso lo del nuevo nombramiento para la Secretaría de Organización. Su objetivo: Rearmar al partido, llevar nuevamente a las agrupaciones a la masa militante necesaria para poder defender las políticas del gobierno entre los ciudadanos. La barra de los bares, los centros de trabajo, los clubs y la calle es de la derecha.

La experiencia es un grado. Los partidos como cualquier colectivo humano son un cuerpo vivo, con sus dinámicas internas. Responden a un aprendizaje y un rodaje para el que no faculta universidad o escuela técnica alguna. Zapatero acometió una profunda mutación de la dirección del PSOE en todos sus niveles y con ese cambio desarmó a parte de la inteligencia del partido. Las nuevas propuestas recobran para el mando en primerísima línea a una pequeña parte de esa inteligencia. El mismo lo ha confesado en su comparecencia explicativa. Queda por determinar si al gobierno se llevan políticos capaces de plantear innovaciones y recetas que alivien un tanto la situación por la que pasan muchos conciudadanos, o tan solo precisa el Presidente de bustos parlantes que puedan vender mejor la moto.

Algunos podrían decir, y no les falta razón, que es una más, un nuevo conejo que el presidente saca de su chistera. Una ilusión óptica o una voluta de humo que trata de vender a su clientela tradicional. Pero aún así, y no compartiendo la política que desde el gobierno se hace, a algunos socialistas, se nos ahorrará el bochorno que sentíamos cuando en el parlamento algunos de los ministros y ministras eran incapaces de sostener un discurso inteligente mas allá de los consabidos reproches o apelar al sentido patriótico.

Se trata de recuperar a votantes socialistas desencantados con Zapatero, no con el partido o las ideas socialistas. De ahí, la gran relevancia mediática que se le está dando a los cambios y el papel subalterno que voluntariamente está jugando el Presidente. Asistiremos, sin duda, si no a una retirada del primer plano de Zapatero si a una mayor presencia de los dos nuevos ministros y el vicepresidente. Jugamos a que el PSOE no sea tan ZP y más PSOE, mas Rubalcaba, Jáuregui, Gómez y Aguilar.

Otro elemento destacable es la retirada del primer plano de algunas políticas que se venían realizando. Ello no quiere decir que Zapatero deje de creer en la igualdad si no que estas políticas no formaran parte ya de la vanguardia comunicativa del gobierno es decir, no estará en la parte central del escaparate socialista. Esos proyectos del modo en que fueron confeccionados, propuestos y comunicados solo podían ser compatibles con un escenario de superávit presupuestario y bajo desempleo. Requerían de un mar político en calma y suficiente dinero.

Dejo para el final una última cuestión que no está en el origen del cambio pero que si es contemplada a juzgar por los comentarios realizados por el Presidente en su rueda de prensa; El cese del terrorismo de ETA y las ventanas que se pueden abrir a causa de los tímidos avances rupturistas con la violencia de la llamada izquierda abertzale.

Un proceso de diálogo o negociación para que ETA abandone la violencia y el terrorismo es algo muy complejo que va más allá del año y medio que queda de legislatura. No podría rentabilizarse de cara al electorado algo que fuese más allá, por imposibilidad temporal, que un alto el fuego por parte de la banda, situación, no lo olvidemos, que es en la que nos encontramos en la actualidad. El Partido Popular no dejaría que esa baza se la anotase el PSOE y pondría toda suerte de obstáculos a las reuniones. Los medios y colectivos afines cargarían contra cualquier iniciativa que supusiese conversaciones previas. Hoy por hoy, ni el PSOE ni la izquierda podrían hacer frente a la presión de una calle que en la actualidad es de la derecha en algo, que supusiera, una negociación o diálogo con la banda terrorista sobre el modo en el que deberían de dejar la violencia terrorista.

En fin, estas son las reflexiones que me sugieren el nuevo cambio de gobierno y como las siento se las digo.

Leer más...

miércoles, 20 de octubre de 2010

Entre el cambio de gobierno y el cambio de políticas


Hace ya muchísimos años los españoles nos entreteníamos en descifrar las claves de los cambios de gobierno. El YA, el ABC, el Arriba y Pueblo, según los titulares y las alabanzas que de sus líneas salían, orientaban por donde podrían ir los tiros. La oreja pegada por la noche a Radio París o a la BBC nos aportaba información y matizaciones del exterior sobre el significado de los cambios de gobierno.

Por aquel entonces, se prestaba mucha importancia al como quedaban las diferentes familias del Régimen en el nuevo reparto del poder y de la posible orientación de la economía. Se peleaban por estar en el gobierno los miembros de la ANPC, el Opus Dei, los falangistas y los "grandes de España". El caudillo repartía según le comentaban algunos empresarios y terratenientes del momento, el Ejército, los jerarcas del movimiento y algún que otro economista. Ni había Santa Providencia, mente preclara o cualquier otro espíritu, la cuestión era muy simple. Franco, al fin y al cabo, se debía a aquellos que le habían puesto en El Pardo.


Los tiempos no son los mismos, el régimen menos y Zapatero es un gobernante democrático en contraposición al dictador, pero curioso es, que lo que se hace en democracia precise también, a estas alturas, de análisis sobre la procedencia de cada cual y en función de ello intuir la política que se va a realizar. No hemos cambiado tanto en esto.

Zapatero remodela su gobierno. Cambia el gobierno y lo primero que cabe extraer de ese cambio es que parece ser que el presidente se aleja de las frivolidades en los nombramientos que ha caracterizado desde un principio su gestión.

Retoma y da mayor protagonismo a personas de acreditada solvencia en materia de gobierno y con un perfil mas socialdemócrata.

Señala, aunque no explícitamente, desde luego no al estilo de Aznar, quien va a ser su sucesor, Rubalcaba, en el partido y en la futura candidatura al gobierno. Está por determinar si él se va a presentar o no, todo dependerá de la corrección que imprima a sus políticas y del éxito que tenga pero todo parece indicar que en este cambio de gobierno va implícita una posible transición. O sea, que en el caso de que no se mejore sustancialmente en las encuestas, Zapatero no se presentará a la reelección.

Dota de mayor peso político al gabinete en una dimensión más socialdemócrata y menos en lo que ha sido santo y seña de su gestión: Esa extraña mezcla entre la Tercera Vía, la Nueva Vía y la amplia panoplia de los movimientos sociales emergentes en torno a la igualdad.

Es un gobierno para gestionar el interior, por ello hay que interpretar el nombramiento de Trinidad Gómez en Exteriores como un rasgo pintoresco que no va a tener mucha incidencia, salvo el lucimiento personal de la nominada. Es el premio a la más fiel de todas sus colaboradoras. Lo mismo ocurre con el nombramiento de Leyre a la que hay que compensar tras su desastrosa gestión en la Secretaría de Organización. Es la única concesión al pasado más reciente. Gestionará un ministerio totalmente vacío, suma de sanidad, servicios sociales e igualdad y es vacío, porque está en la práctica todo transferido, y porque no hay presupuesto suficiente para gestionar políticas propias.

Destaca dos nombramientos que suponen un guiño a los sindicatos y a las bases trabajadoras. Con ello se tratará de desandar en parte la reforma.Valeriano Gómez en Trabajo, que asistió a la manifestación de Septiembre en contra de la Reforma Laboral, será el encargado de elaborar los reglamentos de la ley. Quien se acomoda a quien: ZP a los criterios de Gómez o será este último el que olvidará esa manifestación. La coherencia de uno de los dos se ha de resentir, habrá que ver de quien.

Por otro lado, el nombramiento de Jáuregui, un socialista serio y coherente y prototipo del socialista vasco, hace sospechar sobre lo que puede parecer un sesgo hacia políticas mas socialdemócratas.

El cese de María Teresa Fernández de la Vega era del todo necesario. Es difícil asumir como lógica la tardanza en el cese. En algún momento podrá valorarse en su justa dimensión lo nefasta que ha sido su trayectoria en el gobierno en su papel de coordinadora y portavoz, pese a que en las encuestas, sorprendentemente, no daba malas cifras.

Pierde Blanco. Pierde por el nombramiento de Rubalcaba que pasa por encima de él, y pierde porque su formato de partido se quiebra. Quizá no se sea del todo justo con él, porque el formato de partido oportunista, perseguidor de la imagen a todo trance, frívolo y revocador de todo lo que sonara a épocas anteriores tenía la firma conjunta de ZP y del vicesecretario. El modelo, con estos nombramientos, ha entrado en quiebra y es una buena noticia que debería ser aprovechada para que los saltos al vacío que se han producido con propuestas en ayuntamientos, partido, agrupaciones y grupos parlamentarios sean corregidas. La renovación siempre es conveniente, hay que hacerla y no desfallecer en ella, pero de ahí a buscar a los nuevos dirigentes en los institutos y promocionarlos, sin experiencia, a cualquier puesto hay un abismo. La promoción de alguien con tanta experiencia como Iglesias a la Secretaría de Organización anuncia posibles cambios en ese discurrir.

Para un post de avance y a la espera de que se confirmen los nombramientos de los que aún no tenemos una certeza plena es suficiente.

Desde estas páginas se ha ejercido la crítica, a veces de modo implacable, con Zapatero y el rumbo que tomaba la política del gobierno. No tan solo con la crisis, desde antes, desde que en la mitad de su primer mandato vinculó casi toda su acción política a una nueva noción del socialismo democrático muy personal y no contrastada. Lo que fue decepcionante es que casi todo el partido le siguió en esa aventura nefasta.

El cambio de rumbo que se intuye con los ceses y los nuevos nombramientos parece indicar la vuelta de Zapatero a las formas tradicionales de la socialdemocracia, mas o menos liberal, mas o menos vinculadas al socialismo democrático pero políticas clásicas del PSOE. Todo dependerá si los ministros hacen valer su impronta y no practican el seguidismo ciego de una persona, Zapatero, muy dada a la dispersión y a la concepción de la política en base a fogonazos, lo que habitualmente vengo a denominar la “politica flash”. Los socialistas nos debemos de felicitar porque todo da a entender que las cosas pueden cambiar algo.

El cambio de gobierno es una mala noticia para la derecha. Seguramente va a coger con el pie cambiado a más de uno y no solo en la derecha si no en el propio PSOE. Es posible que, independientemente de la situación económica, pueda iniciarse un camino que recorte la tremenda diferencia que separa al PSOE del PP.

Todavía es pronto para decirlo pero es una buena noticia la seriedad que se le puede imprimir al nuevo gobierno con el nombramiento de algunos y algunas de los nuevos ministros y ministras; Rosa Aguiar, Gómez, Jáuregui y por el cese y pérdida de poder de otros. Es una buena noticia alejarse de la pasarela, y es una magnífica noticia la recuperación de Jáuregui. Veremos que da de sí todo esto y si no es una frustación más.

Zapatero debe de dejar hacer a su gobierno. Si el presidente resiste la tentación y deja de estar en todas las salsas como el perejil, si reduce la corte de asesores de La Moncloa y da la lógica autonomía a sus ministros, es posible que las diferencias con la derecha se reduzcan aunque personalmente, no creo que se eliminen del todo. El tiempo dirá. Hay razones para ser mas optimistas que ayer y eso, por ahora, es suficiente.

Leer más...

martes, 19 de octubre de 2010

Una sociedad narcotizada





Es el tercer post que publico influenciado por la “cuestión francesa” Me asombra la capacidad de lucha de la sociedad francesa en su conjunto (71% de rechazo a las políticas liberales) y el sentido de la organización y la planificación que tienen los sindicatos franceses.

No paro de preguntarme, a falta de estudios sobre el asunto, que es lo que viene ocurriendo en la sociedad española. En el reciente pasado, estos últimos años, hemos venido recibiendo señales que nos avisaban de la paulatina quiebra de la cohesión interna así como de la incapacidad que como pueblo teníamos para sostener un proyecto común. Con las propuestas del gobierno en materia económica y el nivel de contestación práctica a las mismas hemos sido más conscientes, aún, de la situación.

Los sindicatos sabían ya en Mayo, que una respuesta contundente a las iniciativas del gobierno no era posible, dado el desarme general de los trabajadores como el de las otras fuerzas de la izquierda real. Retrasar la convocatoria de huelga era lo único coherente ante esa carencia. Esperar una negociación de última hora, un brote de fortuna, un intercambio de cromos en la trastienda que salvara algunos muebles. Algo, un rayo de esperanza en esos casi cuatro meses con el objeto de facilitar una desconvocatoria de la huelga era en realidad la estrategia.

Las huelgas francesas sitúan a nuestros sindicatos - no son los únicos culpables - ante el espejo de su incompetencia.

Una sociedad resignada, derrotada de antemano, una sociedad en la que nadie se fía de nadie, en la que es perceptible el individualismo más rampante; Los votantes del Partido Popular rechazan a Rajoy, los del PSOE no quieren ni oír hablar de Zapatero. Ambos, se relamen sus heridas en los festivales-mitin que convocan para que los suyos les ofrezcan el sueño de ser queridos. Son los únicos que a estas alturas les jalean. El tuerto viene ganando al ciego pero en ese ganar los méritos propios son ausentes, es el odio al otro lo que prevalece.

El CIS nos informa periódicamente sobre los demonios de los españoles. Ese conocimiento toma forma en un listado de preocupaciones. Es como la analítica que marca el dolo de una sociedad enferma y ahí, sin exclusión, estamos reflejados todos, desde el españolito de a pie, hasta la justicia, pasando por la Iglesia Católica y los periodistas.

Pero, ¿Hasta que punto los españoles se miran detenidamente en el espejo de su propia incompetencia para mantener un proyecto común? ¿Sienten los españoles la necesidad de ese proyecto con la que ayudarse ellos y a sus descendientes para vivir en un país mejor? No hay salvación colectiva, la salvación se percibe en la vía de lo individual y ahí radica en gran parte nuestro problema. Problema agravado, sin duda, por circunstancias sobrevenidas en la articulación del Estado y la mecánica electoral que pone día tras día, gobierne quien gobierne, nuevos palos en las ruedas del Estado y que condena a los partidos mayoritarios a estar de modo continuo bajo los cascos de los partidos nacionalistas.

Es en este caldo de cultivo donde avanza sin obstáculos la ideología de la derecha. Nunca antes las ideas procedentes de la izquierda, la de los partidos de izquierda y la de los sindicatos han sido tan cuestionadas por la sociedad española. La máquina de la propaganda de las ideas conservadoras, muy al contrario de lo que ocurre en Francia, lo arrasa todo. Es habitual encontrarse con diagnósticos que tratan de dar una explicación “cientifica”. Se echa mano del carácter cíclico de las modas políticas, el desgaste del gobierno de turno e invocan que siempre habrá un Prestige o una metedura de pata como la de la Guerra de Irak que salvará la situación en el plazo de unos años. Pero con esta reflexión no quiero referirme al simple cambio de gobierno o de la mayoría parlamentaria. Es otra cosa, pienso simplemente en las ideas.

Son las ideas las que han de mover las políticas con apellido y esto, parece que se ha olvidado desde la izquierda. La derecha sigue confiando en sus ideas y la izquierda transita por el mismo espacio manteniendo o tratando de mantener un verbo de izquierda.

Esta mañana he oído en la radio a los dos portavoces de economía del Congreso de los Diputados, uno el del PSOE y otro el del PP, los comentaristas certeramente señalaron que ninguno de los dos respondían a la ideología que dicen tener. Marugán era aquí un aventajado alumno de la escuela de Chicago y Nadal, un consumado keynesiano. Si ellos están así como quieren que estemos los que vamos de infantería.

A la sociedad española todos, sin distinción, la han sometido a un profundo lavado de conciencia. Se le ha dado la vuelta como a un calcetín, le han cambiado sus referentes. España es una sociedad narcotizada en la que los medios de comunicación, los líderes de opinión y los partidos políticos mayoritarios opositan para establecer una nueva sociedad, muy alejada de aquellos postulados que cambiaron a mediados de los setenta a este país.

Hemos vuelto a lo chabacano, a la pandereta, al patio de vecinos que esta vez es mas amplio y catódico, al Faria y al Veterano. A las tardes de toros auspiciadas y alentadas, también por rojillos que antes cantaban no se que cosas que nos hacían vibrar. A los partidos de fútbol a las cinco de la tarde, al Marca y el AS. Fue un breve paseo por la modernidad hasta que unos aprovechados, en nuestro nombre, nos devolvieron allá por principios de los noventa a nuestras esencias patrias. Eso sí, ahora vamos vestidos de Armani y D&G aunque sea de mercadillo. Con una salvedad, a diferencia de antes, ya no tenemos a la juventud.

Leer más...

domingo, 17 de octubre de 2010

El vídeo del domingo: Homenaje a la clase obrera de Francia; Working Class Hero, Jhonn Lennon y Noir Désir



No me apetece guardar las formas. Tengo asumido que no es tiempo de ser tibio. No gano nada con guardarme las cartas en la manga para lo que pueda suceder en un futuro inmediato, no tengo ni ganas y por supuesto tampoco tengo edad para ello. Miro alrededor y observo como mis correligionarios, pobres diablos, escurren el bulto y encogen los hombros tratando de que no se les vea mucho el plumero en estos tiempos de confección de listas. Hay días y días y el de hoy pertenece a los segundos. Simplemente me ha puesto de mala leche oír a Trini por la radio. ¿Hay alguien por ahí que le pueda enseñar a toda esta gente una operativa menos burda del no decir nada y el que no se les note tanto la mentira y el aparentar?

Mal día. Me corroe la envidia y me sacude, rebotando una y otra vez, la indignación. Admiro profundamente la constancia y la lucha de los sindicatos franceses. Luchan; Séptima u octava huelga encadenada para no perder sus derechos de jubilación a los sesenta años. El truhán de Sarkozy se la quiere subir a los sesenta y dos.

No suelo escribir de los sindicatos porque hasta hace muy poco tiempo, la fecha de mi dimisión fue hace dos años, era responsable de la organización de la UGT en mi comunidad autónoma. Dimití por razones personales, pero también es cierto que durante un cierto tiempo luche por cambiar las cosas en su interior sin poderlo lograr. Diez años de molicie y vida fácil en las altas estructuras nos han llevado a donde estamos. Diez años de Zapatero no solo han acabado con la militancia real, la consciente en el seno del PSOE, si no que ha acabado también con el sindicalismo en nuestro país. En el confesionario de la clase obrera muchos seremos los que tendremos que soltar nuestros pecados. La derecha no ha ganado, ha perdido la izquierda.

Lamento ser tan negativo pero es lo que hay. Vídeo del domingo: Dos versiones de Working Class Hero de Jhonn Lennon. El primero es interpretado por el propio Jhonn Lennon y el segundo es de Noir Désir un grupo francés antiglobalización. Es mi homenaje a los sindicatos franceses, a su no contaminación, a la clase obrera francesa y a sus estudiantes. ¡Honor y respeto para los que combaten! ¡Viva Francia! ¡Viva la clase obrera francesa! Ya dije que hoy no era día para perderme en las formas y el celofan. ¡Que lo sigan haciendo otros!













Leer más...

sábado, 16 de octubre de 2010

Nada es lo que parece



Tras la ventana de mi casa veo avanzar una apisonadora por el camino de San Cristóbal, están arreglando la carretera, conozco a su conductor y sé que hace su trabajo a conciencia, pasa una y otra vez. Nada se le resiste a esa máquina; Tritura la zahorra hasta dejar una delgada lámina que servirá para recibir el asfalto posterior de modo adecuado.

En esa carretera, la ruina del pasado sirve de base para el futuro. A veces, es necesario que algún que otro camión llegue con mas material de desecho para nivelar las pequeñas hondonadas que se forman por la falla del más antiguo. En cualquier corte transversal, las diversas capas nos muestra toda la trayectoria vital de esa carretera. Un entendido en la materia podría establecer con ello, si la vía es muy antigua y los diferentes procesos y materiales que en el pasado se emplearon para su construcción.

Inexorable, así podríamos calificar el avance de la máquina. Los que hemos vivido mucho la política tenemos tendencia a actuar bajo claves reduccionistas. Casi todo lo que la naturaleza, el trabajo o la sociedad nos ofrecen solemos encajarlo en categorías políticas.

Igual de inexorable me parece el proceso de debilitamiento interno que viene sufriendo el Partido Socialista. Días pasados fue Barreda el que expresó en voz alta lo que pensaba. Ayer fue Tomás Gómez el que emitió una posición similar en torno a la limitación de mandatos. Ambos han tenido que matizar sus palabras, todos sabemos porqué. De nada sirven las matizaciones, el valor intrínseco de lo mencionado en primer lugar prevalece al desmentido o puntualización posterior, inducidas sin duda, por la presión federal.

Ocurre, como en tantas otras cosas de la vida y sobre todo en los materiales, que cualquier erosión que la estructura padece es aprovechada siempre por agentes externos para iniciar el desgaste de la misma. En política, como si fuera cualquier entramado metálico es más que suficiente una pequeña muestra de debilidad para que se inicie por ahí un proceso, el óxido es un ejemplo, de deterioro generalizado. No me pregunten porqué sucede esto en lo social, pues no lo sé. Simplemente sé que esas cosas pasan.

Es apreciable el cambio de situación en el PSOE. Aunque no se diga, todos saben que, salvo hecatombe, el final del ciclo ha llegado. No seamos ingenuos, en las llamadas a la continuidad del líder y su presentación como cabecera de cartel por parte de sus mas fieles no está, como fundamento, la lealtad a Zapatero. Nadie, en el equipo dirigente, quiere asumir el ir de cabecera de cartel para perder. Todos prefieren esperar al resultado final. A partir de ahí, si no hay consenso generalizado cada cual jugará su opción. Las elecciones catalanas y las autonómicas dirán el who is who en el PSOE.

La tarea en la que muchos se aplican es la de como entrar en el grupo parlamentario por parte de quienes no están y la gran incógnita es la de quién o quiénes se van a caer del mismo. Según el resultado que pronostican algunas encuestas, el PSOE no pasaría de los 140 diputados.

Enternece ver la vuelta a las esencias españolistas de Montilla y los antiguos “capitanes” en Cataluña. La presencia de Corbacho cubre esa finalidad. Se llegó al tope. Una vez sacudido el sueño solo cabe recuperar nuevamente a los que hartos del nacionalismo nada vergonzante del PSC decidieron darles un portazo en sus propias narices. Las encuestas que desde allí llegan son aterradoras. Siempre pasa lo mismo; Los aprendices de brujos que juegan a ser magos consolidados acaban por quemar, por no decir otra cosa, a sus propios seguidores. Ser más nacionalista que los nacionalistas, estar en permanente atención con el mercado mucho más que los propios titulares del mercado siempre reporta el mismo pago a los autores.

Esa base electoral en disputa, la que está hasta el gorro de la situación, mira ya en parte para el otro lado, hacia aquellos que les habla su mismo lenguaje, aunque sea falso, y que encima, les dicen que parte de los culpables de su situación son los socialistas, los independentistas y como no, los rumanos. Ante esto no hay fuerza que contraponer, no hay argumentos y no hay base militante. Muchos años de molicie y de negación de la fuerza militante conlleva eso.

Una vez mas en el PSOE opera la política del corto alcance frente a otra política, la que es mas sacrificada pero mas grande, la que pone el interés de todos, incluidos los ciudadanos, a la de los pocos que dirigen el cotarro. De estudiar posibilidades para minimizar las perdidas en las próximas elecciones se pasa a dejar las cosas como están. Los actuales dirigentes no pueden perder las opciones que ahora tienen cuando se produzca el punto final. Controlar el partido y controlar el grupo parlamentario es lo que ahora importa. Zapatero es el cordero elegido por su propio equipo para que sea sacrificado en el altar de las próximas elecciones con la única finalidad de que las cosas sigan igual.

Impedirán por todos los medios que salga antes de tiempo. Le han dejado hacer durante todo este tiempo sin decirle que se equivocaba constantemente, y lo han hecho, con la única finalidad de que siguiera manteniendo el instalache. Tanta estulticia como la mostrada no es posible en hombres y mujeres hechos y derechos.

La apisonadora de la realidad construye un nuevo futuro que en nada será grato; La vuelta a la caverna de la derecha. En este juego, estrictamente socialista, Madrid, Castilla-La Mancha y Euskadi serán los campos de batalla. Tres aparatos damnificados por la dirección federal y tres aparatos que trataran de poner tierra por medio con un federal deseoso de mover las listas a su conveniencia. Cataluña es el otro territorio que también tiene cuentas pendientes pero conviene no olvidar que parte de sus males presentes y futuros, obedecen a las alegrías irracionales del pasado y por ello, también esa dirección purgará sus propios errores con una derrota que todos vaticinan apoteósica.

Atendamos a lo fundamental. Nada es lo que parece.

Leer más...

jueves, 14 de octubre de 2010

Odio africano



Hoy escribo sobre los diarios de mi provincia y sobre el papel, determinante a mi juicio, que la prensa local de la derecha viene jugando a favor del cambio político en nuestro país. Yo leo los diarios locales en el mismo lugar y siguiendo el mismo rito con el que lo hacen casi todos mis paisanos, en un bar, y tomándome un café.

Les comento cual es la estructura de cualquier periódico, tenemos tres, de mi ciudad. La segunda, tercera y hasta casi la cuarta página de La Gaceta Regional están repletas de artículos de opinión. El resto de diarios suelen seguir el mismo esquema. De ahí en adelante, se toca algo de deporte local y nacional, una página de internacional de agencia y otra de nacional con la misma procedencia. Noticias de las fiestas de los pueblos - también es necesario vender en el medio rural - y fotos, muchas fotos de cenas, cuadrillas, celebraciones, grupos de niños - los padres compran el periódico cuando sale en él su retoño - páginas llenas de fotos de grupos, unos pocos anuncios entre los que sobresalen las institituciones y nada más.

En la opinión, gente de la ciudad sin otro mérito que el ser profesor retirado o en activo, los mas carcas de la universidad e institutos, algún que otro que remarca que es doctor en tal o cual materia, el ex-cargo político de la derecha, el coadjutor o miembro del cabildo y los adjuntos de los adjuntos de la redacción o de la dirección opinan sobre lo que haga falta. Escriben, todos, hasta un total de diez o doce, sobre la actualidad política nacional. Entienden de economía, política exterior, sanidad, entienden de lo que le pogan.

Antes dije que los periódicos de mi provincia se leen casi siempre en los bares. En esta ciudad, los particulares no suelen comprar la prensa. Salamanca es una ciudad de cultura y universitaria y... de bares. Habitualmente, cada ejemplar puede ser leído por un número considerable de personas. Algunos parroquianos cuando la tarde acaba piden al camarero el ejemplar y de ese modo, lo lee la mujer, el tío o la abuela. Lo que quiero decir con esto es que un determinado ejemplar puede ser leído por no menos de cincuenta personas.

Esas cuatro páginas de opinión, son una antología de la mala baba, la descalificación y el insulto. Son los socialistas, por supuesto, los destinatarios y en especial Zapatero y sus ministras. No es la crítica política habitual a la que cada cual tiene derecho, es otra cosa, son, la mayoría de las veces, emanaciones puras de fascismo adornado con esencias e invocaciones al terruño. Obvio decir que los diarios de esta provincia, como casi toda la prensa de mi región, son de derecha, en el caso que nos ocupa, de purita derecha, de la de antes.

Una vez, hace muchísimos años, escuché de Javier Solana, que entonces era ministro de cultura que el Estado no podía retener lo que entonces se llamaba Medios de Comunicación Social del Estado y lo hacía, no sin razón, ante la preocupación que algunos le manifestábamos sobre el destino final y los compradores que iban surgiendo por aquí y por allí. La prensa y la radio heredada del régimen anterior fué vendida y liquidada, en muchos casos, a precios irrisorios. La compraron quienes las podían comprar. De ese modo la derecha se hizo, mediante empresarios afines, con toda una red. Esa prensa, tiene mucho que ver en algunas localidades con la estructura de la CEOE, según cambia esta, así suelen cambiar los máximos accionistas. No son medios de la patronal, pero quienes mandan en la patronal, lo hacen en el Consejo de Administración del medio.

La orientación política de la España profunda, la que conozco, tiene mucho que ver con esa estrategia. Los medios no son deficitarios, se retroalimentan mediante las subvenciones, con la publicidad institucional y con los anuncios de las empresas. Hasta donde no ha llegado ese poder, lo ha hecho la inoperancia de una izquierda presa de sus propios vicios, muy ligados a la nula capacidad que tiene para oxigenarse. Han pasado años, veinticinco, y al puente de mando del PSOE de las diferentes provincias de esta región siguen aferradas las mismas manos y el mismo modus operandi. De vez en cuando, se cambia la fachada exterior pero la estructura dirigente sigue siendo la misma.

El pasado día 12 de Octubre fuimos testigos de un hecho bochornoso. No se trata de libertad de expresión como hipócritamente señala la derecha. Hemos asistido a una falta de respeto, se comparta o no, al día, a una institución, a una bandera y a una memoria, y lo ha sido por parte de aquellos que siempre tienen la boca llena de grandes palabras y conceptos. Un suceso que es inconcebible en otros países y que refleja un modo de ser y actuar que años de democracia no han conseguido borrar.

Se detecta en el fondo de toda esa gente una misma pulsión, la que en el pasado dio origen a enfrentamientos fraticidas. No es tan solo pedir una dimisión como dicen. Para eso, todos estamos legitimados. Son los ojos encendidos, los rostros desencajados, los puños amenazantes. Son odios africanos, irracionales. No es la disconformidad con la política seguida. Es otra cosa.

La derecha no puede ignorar que esa confrontación irracional, que va mucho más allá de lo estrictamente político, se viene cocinando desde hace mucho tiempo en los medios que ella, de una forma u otra, controla. En ese envilecimiento del debate político está la raíz de gran parte de los problemas no resueltos y que nos impiden avanzar como pueblo.

Leer más...

martes, 12 de octubre de 2010

Tirar con la pólvora del rey



Ayer se inauguró la nueva terminal del Aeropuerto de León. Un diseño futurista, comparable al de las últimas terminales estrenadas en España; Bilbao y Barcelona. Un aeropuerto capaz de transportar medio millón de usuarios al año. Se cumplió la promesa que José Luís Rodríguez Zapatero realizó un día a sus paisanos.

Todos lo hacen y por eso, no es nada nuevo. Suárez hizo lo posible por Ávila. Gracias a su concurso e influencia se instalaron allí una fábrica de automóviles y la Academia General de la Policía. González engrandeció Sevilla hasta límites inimaginables años antes, a la que dotó de infraestructuras, fastos y contenedores culturales. De Aznar no se conoce gran cosa. Aznar no era de Castilla y León y en cierta medida, aunque nació allí, tampoco era de Madrid, por eso su gracia gobernante fue puesta un poco en la Valencia de sus amores, algo en Valladolid y poco más. El modo en que Aznar empleaba la pólvora del rey era muy diferente. Lo suyo era las altas finanzas, privatizar y poner a sus amigos al frente.

Las obras de León han costado veintinueve millones de euros y los leoneses son felices en ese empeño de singularidad propia en el que se encuentran embarcados . Le llevaron un Centro de Tráfico, una gran sede de Telefónica y por sus vías pasa o pasarán dos AVES, la sede de la gran caja de ahorros de Castilla y León forma parte de su última adquisición y acaban de estrenar aeropuerto. Muy bien, hasta ahí todo muy bien.

Lo que ocurre es que el Aeropuerto de León solo cubre seis destinos, cinco de los cuales son nacionales y por su terminal pasaron en 2009 tan solo 64.000 pasajeros. Es decir, una media de 175 pasajeros al día. Demasiado dinero el empleado para tan pocos viajeros. Inmensas instalaciones casi vacías. Treinta millones de euros cuando con un millón o dos podría haberse arreglado bien la cosa.

Castilla y León tiene cuatro aeropuertos; Valladolid, diez destinos cuatro de los cuales son a Europa y casi 270.000 pasajeros al año, con un acceso bastante complicado y difícil por carretera. León del que ya hemos mencionado anteriormente su tráfico. Burgos, 23.000 viajeros y cuatro destinos, dos de los cuales son, o eran, internacionales. Salamanca, 32.000 viajeros y tres destinos, uno de los cuales es internacional.

Muchas alforjas para poquísimo contenido. Las batallas entre las distintas Cámaras de Comercio y ayuntamientos por hacer valer el propio aeropuerto causan risa. Los poderes locales se enzarzan con este “gravísimo” problema y la cosa hace correr ríos de tinta en los diarios de las cuatro capitales. León tiene una magnífica terminal de aeropuerto, regalo del Presidente del Gobierno - hay que decirlo así- pero con un debilísimo tráfico aéreo que no podrá remediarse porque León y su área de influencia no pasa de un determinado número de habitantes y Valladolid soporta un tráfico de 300.000 pasajeros con unos accesos demenciales y unas instalaciones bastante antiguas. Tampoco piensen que por tener unas instalaciones adecuadas incrementaran mucho el tráfico porque eso no es así. Las distancias geográficas determinarán el aeropuerto al que se habrá de acudir. Cara y cruz de una decisión política.

No crean ustedes que esto es producto de una mala política socialista, pues no es exactamente así. Preguntado el Consejero de Fomento de la Junta de Castilla y León del Partido Popular, sobre esta terminal declaró que era una obra importante y necesaria para la ciudad y para Castilla y León porque si ahora no tenía mucha utilidad eso no significaba necesariamente que dentro de diez o quince años la obra no fuese, pasado ese tiempo, más útil. Presa del chauvinismo me reclamo para Salamanca una terminal de vuelos espaciales dado que es posible que en cincuenta años se puedan programar, desde aquí, vuelos a Marte.

Si el consejero de la Junta pepera hubiese dicho lo contrario, la perdida de votos para su partido en la ciudad y provincia de León habría sido notable. No es cuestión de indisponerse con el electorado.

En Salamanca, el alcalde del Partido Popular remodeló la Plaza de la Constitución, un espacio de no más de quinientos metros cuadrados que fue estrenada en Marzo de este año. Su coste, un millón y medio de euros. La denominada "plaza de las alcantarillas" – tiene como elementos decorativos incrustados en grava blanca una colección de tapas de alcantarillas de distintas épocas de la ciudad fue un capricho personal del edil. Uno de los extremos de la plaza está ocupada por la Torre del Aire antiguo palacio fortificado de 1440. Con ese dinero, podría haberse remodelado varias calles e instalaciones deportivas de la ciudad.

Como en el pasado, los grandes hombres públicos sienten la tentación de dejar su impronta en la tierra que les vio nacer. Obras muchas de ellas inútiles que sirven a la mayor gloria personal. Realizadas con la pólvora del rey. Como vemos, las alcaldadas no son patrimonio exclusivo de los alcaldes.

Al uno y al otro lado, ejemplos de obras, que son en gran parte culpables de nuestro déficit, supongo que ustedes, cada uno en el sitio en el que vive tendrán más ejemplos. Gran parte de los 8.000 millones del Plan E se dedicaron en muchas ciudades y pueblos a eso. La lista estaba a disposición de todos en la página web del Ministerio de Administraciones Públicas.

Cada hombre público, por mor del sistema, es un pequeño reyezuelo de taifa en su demarcación al que solo se le juzga una vez cada cuatro años. Hasta donde no llega la percepción del electorado que siempre quiere lo mas para lo suyo, sin importar la racionalidad del asunto, debería de llegar la ley basada en el sentido común que impidiese hacer frivolidades con el presupuesto de todos.

Leer más...

lunes, 11 de octubre de 2010

El triunfo de lo español




El diario Marca es el medio escrito de mayor difusión en España, a distancia le sigue el AS y después, van todos los demás. Conozco a chicos que solo ven de los telediarios el inmenso apartado deportivo pero nada más. Hace algún tiempo, no tanto como para remitirnos a la dictadura, no piensen mal, a los deportes se le dedicaba en los informativos un breve tiempo, algunos dirán: No había nada que contar. Hoy, los deportes casi consumen el cincuenta por ciento de ese tiempo. En algunas cadenas, como la cadena de “izquierda” Cuatro, los deportes y los shows montados en torno a ellos llegan a ser mucho más de la mitad del noticiero.

El deporte y los triunfos españoles vienen siendo utilizados como un instrumento de propaganda política que para si hubiese querido el dictador. Ante cada triunfo, el campeón es recibido por el alcalde, el presi o la presi autonómica, el del Gobierno y el Rey.

Supongo, no lo sé con certeza, que los triunfos de los deportistas españoles son aventados por el poder, el poder no siempre es el poder político, como el bálsamo de Fierabrás. Calma las frustraciones personales, encauza ansiedades, e inoculan un suero verde en nuestras venas, verde de esperanza, de que en realidad somos un pueblo grande y que podemos conseguir cuanto queramos. Reforzar nuestra autoestima como pueblo parece ser la consigna aunque personalmente me inclino mas por otra versión; Se trataría, de adormecer a la ciudadanía que cada lunes, martes, miércoles etc. tienen algo de que hablar y de que preocuparse.

Sabido es que nuestro principal papel como país dentro de la ordenación de la economía en el mundo globalizado es la de ser zona de descanso, para cuantos mas mejor, nuestra benigna temperatura y kilómetros de costa favorece ese encuadramiento. Aparte, como gran logro, hemos conseguido por méritos propios ser tierra natal de los mejores gladiadores del mundo moderno. Ridley Scott no tenía mas remedio que asignar a Maximus, el protagonista de Gladiator, un lugar de nacimiento acorde con esa nueva realidad; Hispania. Los buenos gladiadores, los antiguos y los modernos solo nacen en España.

“Mas cornás da el hambre” decían los maletillas que saltaban la cerca de las fincas para enfrentarse a los toros bajo la luz de la luna en otros tiempos. Muchos jóvenes españoles se abrazan al deporte como única vía de salida. No hay más que ver los campos de fútbol en los fines de semana, totalmente ocupados por los sueños de los chicos y sus padres. Las licencias federativas, altísimas en relación con otros países en los deportes que dan dinero, contrasta con las cifras de fracaso escolar, licenciados en paro o patentes conseguidas por nuestras empresas, universidades y centros de investigación.

Una utilización de lo deportivo, también, como reforzamiento de la identidad española frente a las tendencias centrífugas fomentada por algunas elites políticas en Cataluña y Euskadi.

Todos vibramos con los éxitos deportivos, y si no ahí está la buena de María Escario gran propagandista del éxito de los españoles, ese es el término más mencionado por ella, hagan la prueba. No es la única, asistan al recital patriótico-deportivo de los “manolos” en la otra cadena, en la que nos recuerdan lo grande que es ser español.

Esa es la cultura que el nacional viene machaconamente recibiendo. La Izquierda no se aclara con lo que está pasando, se pregunta constantemente porqué sus políticas de igualdad, de combate a la xenofobia, de tolerancia, no calan en la población lo suficiente para seguir garantizando mayorías. Observará el lector de que no hablo de política económica, nunca la izquierda ha hecho una política económica de izquierda, solo amaga.
La Izquierda tampoco entiende porque entre muchos de los trabajadores que viven junto a emigrantes vean a éstos como enemigos de su bienestar. La Izquierda no entiende el porque gran parte de esos trabajadores residentes en los cinturones de las grandes ciudades, ciudadanos que abrazan y aman a nuestros campeones, acaben votando las propuestas de la derecha xenófoba. Atentos a Cataluña. La Izquierda no entiende porque gran parte de sus votantes no tienen la misma cultura de izquierda que tienen los dirigentes o los publicistas de las ideas de la izquierda, mucho de ellos burgueses sólidamente instalados, no lo entienden. Si, parece un galimatía, pero ahí está la razón última del fracaso de la izquierda.

La Izquierda dejó hace mucho tiempo de atender cultural y materialmente a su principal granero de votos. La izquierda pagará, lo está pagando ya, el entronizarse en torres de marfil, la desatención de su base natural, el fomento del nacionalismo de mono de conducir, casco y calzón corto. Pagará el haber descuidado los fundamentos de su razón de ser. La derecha nunca ha dejado de ser lo que era, es la izquierda la que ha hecho suyos muchos de los postulados de la derecha. Ese es el problema.

Leer más...

domingo, 10 de octubre de 2010

Lennon y el vídeo del domingo; Herbie Hancock y su The Image project



Ese chico que estos días podría haber cumplido setenta años es mas o menos de mi generación. Crecimos con ellos y con otros del estilo. Ayer, mientras veía el Informe Semanal de TVE recordaba ese tiempo y pensaba en lo que puede quedar hoy de todo aquello. Recordé mi primer viaje a la Inglaterra de 1969 con veinte años, aquel entrañable SEAT-600-D matrícula de Cuenca 9317 de Antonio, de color verde con un letrero pegado encima del motor que decía: " El café da vida" Un mes intenso como pocos.

Juan Cruz elucubraba en el reportaje de como hubiera podido vivir Lennon en el presente: "... No se como lo hubiera vivido Lennon pero, los que tenemos mas o menos la edad de Lennon, yo tengo ocho años menos que la edad de Lennon, lo estamos viviendo con cierta pesadumbre, con una enorme dosis de melancolía, parafreseando un famoso título: El futuro no es lo que era y pienso que Lennon lo hubiera sufrido ". Cierto, tan cierto como las nubes de plomo que hoy se ciernen sobre esta Armuña salmantina.

No pasa nada, el tiempo del domingo es para dejarlo transcurrir del modo mas lento que se pueda. Vean el informe semanal y vean tambien este tema de Hancock que les propongo una interpretación del Imagine por parte de varios artistas: The Image Project





Leer más...

sábado, 9 de octubre de 2010

Mantenella y no enmendalla aunque la razón no hayas




Barreda vuelve a la carga y dice lo que todos piensan y nadie quiere decir. Aburre la situación por lo evidente que es. Me entristece esa resignación que observamos en todos los socialistas con mando en plaza. Por perder han perdido hasta la sangre de sus venas. Ser leal es el quid. Leal a qué y a quienes. ¿Cuál es el sentido último de la lealtad? ¿Es razonable empeñarse en una misma dirección sin abrir una mínima esperanza al futuro, y sin poner en juego los mecanismos políticos necesarios para una cierta, digo una cierta, reconducción del asunto? Ofende al sentido común y ofende a cualquier lógica política el enrocamiento de la dirección socialista y no solo el de la dirección, si no también la de su militancia.

Se discute sobre algo tan peregrino como si el presidente ha perdido con su apuesta o no con las primarias madrileñas. Algunos, bordeando el ridículo, afirman que Zapatero no ha perdido si no todo lo contrario, que ha ganado con el resultado de las primarias. Se puede perder votos por aplicar políticas de derecha, se puede perder votos porque algunos son tontos de solemnidad pero lo peor que puede ocurrir es seguir el espíritu del Duque de Lerma y Marqués de Denia cuando dijo aquello de "mantenella y no enmendalla aunque la razón no hayas".

El reparto de papeles establece que el carácter cordial e imperturbable lo asume el líder, como si la cosa no fuese con él. Ese aura de “normalidad” ajena al acontecer diario que todos siguen al pie de la letra. Últimamente ha adoptado, además, una posición en la que parece sentirse a gusto. Desde luego hubiera preferido no estar ahí; Es deseo de todo aquel que gobierna no sentirse entre la espada y la pared, pero Zapatero ha decidido ponerse la capa y asumir el papel del héroe al que la fatalidad y su “sentido del deber” le precipita a lo mas profundo, pero resulta que él no se hunde solo, arrastra al abismo a todo un partido y a todo un electorado. Eso no es de héroe, eso es de villano. Lo del “mantenella y no enmedalla” no va por él, que se encuentra en ese estado previo al KO por el que antes pasaron otros.

Va por el coro. Leyre afirma que todo el partido quiere y desea el que Zapatero vuelva a presentarse. A mí, afiliado al partido, no me lo han preguntado. Al parecer a la sacristía de las encuestas - Ferraz y Moncloa – no ha llegado aún la última encuesta por la que se cargaron a la última presidenta del CIS en la que se decía que mas del 69% de los votantes socialistas no querían que Zapatero repitiera. El coro teme que al desaparecer el presidente desaparezca con él un modelo político que le va de maravilla. Pero en el paquete van los dos, el principal animador y al mismo tiempo, ese tipo de política.

De la Vega, afirma lo mismo en nombre del partido y del gobierno en clara contestación a Barreda. ¿Quién es esta señora para hablar en nombre del partido? Una persona que tiene una altísima responsabilidad en la nefasta política de comunicación del gobierno y por lo tanto, en la mala marcha de las cosas.

Han decidido, todos, con alguna que otra excepción, meter la cabeza como los avestruces en lo mas oscuro. Fuera, los que votan socialista, claman y claman. Primero es el mantenella, se sigue con el no enmedalla y al final, se hace estrepitosamente el ridículo. Estamos en esa fase y siento mucha pena por ello. El electorado socialista necesita, espera, como agua de mayo alguna buena noticia para seguir manteniendo la fe de que el PSOE, no el presidente que está claramente amortizado, pueda dar una solución, pero al parecer, ahí dentro, ya no queda nadie. Ni dentro, ni fuera, a juzgar por el espeso silencio que casi se puede cortar. Significados socialistas en la blogosfera guardan un profundo silencio. Algunos amagan muy tímidamente. ¿Será verdad que a estas alturas todavía esperan algo? En otros ámbitos de menor incidencia no hay reacción, pero en esa falta de reflejos no busquen ustedes el miedo. Nada de eso, no hay reacción porque flota en el ambiente un sentimiento de derrota que todo lo impregna. Solo hay que esperar, se dicen muchos. Pelearan los que en las listas se encuentran en posiciones críticas para ver si pueden estar mas adelante. Pelearan los cargos de libre designación para ir en unas listas y desplazar de ahí a los que ahora están. Y todos juntos seguiran llevando cada mañana a los despachos de los que mandan toneladas y toneladas de miel con las que endulzar los caramelos, todo dulce, y con ello reforzaran aún más la semilla del mal, del mal; la condescendencia y dar la razón en todo, origen de la catástrofe.

Alguien dijo esta mañana en la radio de que por fin habíamos recibido una buena noticia, la primera después de haber ganado el mundial. Vargas Llosa ha ganado el Premio Nobel y todos sin discusión reclaman la españolidad del hispano-peruano como si fuese la única copa que nos faltara en la vitrina. Allí, junto a la copa del mundo de fútbol, la copa de Europa del mismo deporte, los triunfos de Nadal, de los motoristas, ciclistas etc. podemos colocar la placa del Nobel. Otro triunfo mas para España. Esto se hunde, la orquesta sigue tocando y el capitán, insiste en seguir brindándonos en algo que solo es ya una mueca; la mejor de sus sonrisas.

Leer más...

viernes, 8 de octubre de 2010

Raptados por Europa




De los ingleses sabemos que se consideran los genuinos herederos, aunque no sean latinos, del espíritu y la ética del imperio romano y a pesar de ello, rechazan mayoritariamente lo continental. Son los euroescépticos por excelencia.

De los franceses siempre hemos desconfiado, con los vecinos suele ocurrir eso. Sospechamos que lo suyo con Europa tenía algo de sueño napoleónico. De los alemanes, tal vez los más europeos conjuntamente con los belgas francófonos y los españoles, nunca han llegado a entender, salvo los fundadores de aquella primera Comunidad del Carbón y del Acero, que el continuo proceso de unión europea surgía como una necesidad y perseguía el objetivo de evitar en el futuro los sangrientos conflictos que durante siglos azotaron Europa. En la actualidad, y con Merkel en el poder, esto lo sabemos todos, el europeismo alemán tiene su razón de ser en el mercantilismo más descarnado.

De los nórdicos, para que hablar. Son países atrapados en una ética luterana que ha marcado de modo muy singular su devenir desde hace ya unos siglos. Siempre desconfiaron de Europa, siempre fueron autosuficientes. Su ética ha sido, desde hace siglos, su principal escudo; Una vida austera, casi ascética. El ahorro y el comedimiento en el centro de sus vidas. Con el respeto a lo colectivo y a lo social que practican han dado el mejor ejemplo de sociedades modernas, tolerantes y pacíficas que podría darse al mundo. Ellos también son euroescépticos. Entraron en la Unión Europea buscando al gran guardaespaldas con el que protegerse ante el gran vecino del Este. Noruega no ha entrado en la Unión Europea y otros países, como Suecia y Dinamarca entraron en la UE pero no lo han hecho en el euro. Sabían lo que hacían.

Para nosotros los españoles, Europa era la única salida que vislumbrábamos con la que salir de nuestra negra historia; Europa era la libertad, la seguridad y el progreso. Deseábamos ser, mejor dicho, estar en Europa. Los españoles siempre miramos la conveniencia de las cosas - los Reyes Católicos fracasaron porque dejaron a mucho converso por aquí - y de esa conveniencia mencionada antes surgió nuestro amor por Europa.

Le hemos sacado jugo, vaya que si le hemos sacado jugo a Europa. Gran parte del IVA europeo ayudó a redimir a este país de la pobreza en la que se encontraba; FEDER, Fondos de Cohesión, FSE y FEOGA. Dinero y dinero que ha llegado a espuertas, con los que hemos hecho autovías, puertos, aeropuertos y ferrocarriles. Equipamientos comunitarios, ayudas a la agricultura y ganadería.

Europa ha hecho ricos a burgueses que compraron fincas para recibir las subvenciones agrarias, un auténtico chollo, fruto del saber. Europa ha engrandecido a nuestras empresas constructoras. Europa ayudó a tranquilizar y narcotizar a sindicatos y organizaciones empresariales a través de los fondos sociales. Crearon un parlamento, para dar la impresión de que Europa era algo más, un parlamento sin funciones, con el único objeto de gratificar a un enorme caudal de políticos amortizados en sus países de origen. Luego se quejan de que los ciudadanos no vayan a votar a esos representantes que ingresan salarios por encima de los siete mil euros mensuales, que pueden colocar de ayudantes a sus familiares y se jubilan con 63 años y que no se sabe bien que hacen en Estrasburgo.

Todo iba bien hasta que llegó la crisis. Esa Europa grata, siempre presta a sacar el dinero del bolsillo para beneficiar a los pobrecitos del sur y del este nos mostró al final su verdadero rostro; El sentido final de tantos esfuerzos.

Ahí entendimos, algunos lo sabíamos ya desde mucho antes - durante cinco años participé semana si y semana no en reuniones con la Dirección General XIII de la Comisión Europea - lo que en verdad significa Europa.

Europa es un poco más que la legión de burócratas neoliberales al servicio de lo único que realmente manda allí: La Comisaría de la Competencia. Proteger la libre competencia implica liberalizar la economía. Desde la liberalización a ultranza surge la necesidad de reducir el peso de lo público y de ahí, la reducción de salarios y condiciones de trabajo para ser competitivo. Todo lo demás, quitando las ayudas que se han recibido, ha servido a esa intención suprema de crear un mercado desregulado. No fue ese el sueño de sus fundadores, la mayoría, demócratas cristianos muy comprometidos con la política social.

Hemos perdido nuestra soberanía. Ese acto que tan estúpido nos parecía de algunos países europeos, que viven mejor que nosotros, al negar la constitución europea mientras aquí como buenos e ignorantes europeos la votábamos afirmativamente mas que en ningún otro sitio tenía su sentido. Hemos perdido nuestra moneda que ahora sería fundamental, una vez devaluada, para recuperar la economía en menos tiempo. Tenemos que seguir una senda, la que nos marca Alemania, Francia y el mercado. Nos endeudamos y ahora no sabemos como salir de esta. El FMI nos ha enviado un recadito. Hay que hacer más, hay que recortar más el déficit. Siete años nos separa, de ir bien las cosas, de la vuelta a la normalidad.

De la octava economía mundial, con lo orgulloso que estaba Zapatero de haber pasado a Italia y estar cerca de Francia, a ser el país número doce.

Europa fue nuestro mejor escudo contra la dictadura. Europa obró el milagro de que estos empresarios azulones y autárquicos se convencieran de que era mejor saquear de ese modo brutal al que estaban acostumbrados al tercer mundo, a que siguieran explotando, de ese mismo modo, a sus conciudadanos. Guardaron su camisa en el armario para tiempos de necesidad, los que se avecinan, y fueron los más fervientes europeístas.

Pero ahora, como en las canciones, Europa se ha manifestado como una mala madre. Del mito del rapto de Europa por parte de Zeus a lomos de un toro bravo hemos pasado a un toro, el español, por parte de Europa. Al final también hemos entendido que Europa no existía, que en lo económico, lo único que cuenta, Europa es tan solo Alemania, Francia y el Reino Unido y sus intereses.

Mientras, parte de Hungría y del Danubio que con el Rin marca el alma de Europa se muere. Europa no mira para allí, la máquina burocrática sigue mirando para otro sitio, para el brillo dorado.

Leer más...