martes, 30 de noviembre de 2010

Esas filtraciones si sirven al bien comun



Hillary Clinton se ha pronunciado. Con furia contenida como corresponde a una buena feligresa de la iglesia metodista amenaza a los autores a la vez que lamenta las filtraciones de documentos del Departamento de Estado. No son buenas ni para las relaciones entre los países ni para la seguridad occidental viene a decir. Todos los aludidos en los documentos relativizan la importancia de los mismos. Nadie se ofende, algunos como Berlusconi, muestra interés sobre el como sería una fiesta salvaje. El bonachón de Francisco Caamaño sale a decir... Nada.

Es lo normal, claro que todo esto no es nada bueno para los intereses de los poderosos. Malo es que el pueblo sepa sobre los oscuros asuntos de la política y la economía mundial.


No me ha gustado el modo en el que se ha dado a conocer los documentos por parte de Wikileaks ¿Puede tener nuestro aplauso por sacar todo este asunto? Sin duda, el mío lo tiene. Lo tiene por haber descubierto toda esa mierda, y no lo tiene cuando han puesto los doscumentos a disposición de un conjunto de intermediarios “progresistas” para que la ciudadanía sepa del asunto.

Me puedo fiar de lo que Wikileaks pone en la red, pero no tengo la misma confianza en que el grupo PRISA no lo utilize en función de sus propios intereses y silenciando lo que no convenga a su estrategia general ¿Veremos algo en el diario o la SER sobre Javier Solana, Rubalcaba o Trinidad Jiménez por decir algunos de los considerados cercanos al grupo editor?

Sin embargo, a pesar de eso, tiene un considerable valor porque contribuye a que las vendas en los ojos se aflojen algo más. La mano del imperio llega hasta donde otros dejan que lleguen.

Todo es mentira. Gabilondo antes de irse de vacaciones se interrogaba sobre los límites de la democracia. Habría que preguntarse también sobre la calidad de la democracia. Ya no es una bolsa de valores que no atiende al valor de las cosas si no al juego de casino entre grandes operadores. Ahora también vemos el límite de la democracia para los que se creen soberanos.

Avergüenza lo conocido hasta ahora sobre los contactos entre miembros de la fiscalía con el Fiscal General del Estado a la cabeza y los funcionarios de la embajada de los Estados Unidos. De ser cierta la noticia sobre el contenido de los cables en lo de las presiones y conversaciones sobre el caso de José Couso, la única salida digna que le queda al gobierno es el cese fulminante de Conde-Pumpido.

Fue habitual por los años ochenta, no sé como serán las cosas ahora, las entrevistas de funcionarios de la embajada de los Estados Unidos con los máximos líderes políticos y sindicales en las provincias. Las entrevistas eran sobre temas políticos de actualidad, la opinión libremente expresada o la experiencia política personal. Conozco a mas de uno que fue invitado a una gira de varios días por los Estados Unidos con la finalidad de que conociese el país. Hasta tal punto llegaba el control por parte de la embajada sobre lo que ocurría en aquella época. España no había entrado aún en la OTAN y se venían realizando "trabajos de campo" sobre el asunto.

¿Qué sabremos al final de todo esto? Conoceremos lo que PRISA quiera. No tengo la menor duda de que el kiosco ha quedado abierto y las transacciones no tardaran en llegar. Mucho de lo que hay, si Wikileaks no proporciona otra ronda abierta a disposición del público en general, permanecera sepultado en las cañerías del Estado sin que nosotros sepamos del asunto, y al final, quedara diluido y sobrepasado por otros acontecimientos que sin duda vendrán.

Leer más...

lunes, 29 de noviembre de 2010

Un huevo en la frente de Iceta; Reflexiones desde mi barrio




Sé bien poco de Cataluña y eso, me impide analizar con profundidad el resultado de las elecciones. El sumar votos, el indagar sobre dónde se encuentran esos doscientos mil votos que les faltan a los del PSC es un juego divertido pero un tanto inútil a toro pasado. Está demostrado que en política todo acaba olvidándose y los errores del pasado sirven de base para nuevos tropiezos en el futuro.

El PSC ha pagado sus frivolidades. La primera es la de haber accedido al gobierno de la mano de unos auténticos cantamañanas políticos: Esquerra Republicana de Cataluña. Han pagado también el error de jugar a ser de una tierra intermedia entre el independentismo, el soberanismo y el federalismo. Parte de las bases electorales obreras y españolistas se han quedado en casa o han votado al Partido Popular y a CiU. A los primeros por ejercer de lo que son y no avergonzarse de ello y a los segundos, porque a pesar de todo, transmiten una imagen de seriedad.

Curioso esto, porque esa seriedad que perciben no se ve alterada por los casos de corrupción. La corrupción es algo que el electorado da por descontado en los políticos y lo hacen, porque consideran - triste conclusión - que la corrupción es algo inherente a la política. Hay dos tipos de corrupción, la que roba o atraca, y la otra, la que produce un enriquecimiento por la acumulación de cargos para sí o, pongamos el ejemplo, para la esposa, hijos, hermanos y amigos. A esto último, a esa utilización del poder y sin que sea corrupción de modo estricto, la consideran como tal.

Desde Madrid dirán que Montilla ha pagado el error del tripartito, la política del gobernar a todo trance o la frivolidad del gauchismo de salón catalán; El pasarse de frenada del alma catalanista y soberanista de los Nadal, Maragall, Turra o Castell. Desde Cataluña dirán que se han pagado los platos rotos de la crisis, el paro o la última deriva política de Zapatero en favor del mercado y los empresarios. Unos y otros trataran con ello de seguir echando balones fuera. Nadie reconocerá los propios errores, y lo que es peor, no intentaran remediarlo, ya que de hacerlo supondría violentar inercias internas al uno y al otro lado del Ebro.

Los problemas de la izquierda son comunes en Francia, Alemania, Reino Unido o Andorra, pero no deberíamos de olvidar que otros son específicos. Está el componente común, el de la falta de respuesta a las situaciones “reales”, quiero recalcar esto, de una sociedad en cambio continuo pero hay otros que son imputables al modo de entender, aplicar y comunicar lo que la izquierda hace en cada país.

La izquierda en general y el PSOE en particular, quieren contraponer sus políticas ilusionantes con las que otros realizan. Pasar de lo ilusionante a lo ilusorio es lo que ocurre la mayoría de las veces.

La izquierda en el poder, y más en estos tiempos de tenebrismo ideológico, se ha decantado por una visión mesiánica de la política, se siente imbuida de su “necesidad social”. Quiere, ante la falta de alternativas socialdemócratas en el plano económico, proponer un cambio: Entendamos por políticas de izquierda aquellas que pretende las vanguardias sociales. A veces, la mayoría diría yo, es lo único que se da al electorado como izquierda.

Mesianismo, iluminismo y vanguardia social son los esquemas mentales que impulsan las políticas de la Nueva Izquierda. Escogen como justificante de su misión programas y políticas sin contenido económico. El inconveniente estriba en que son movimientos que no tienen urgencia para la gran mayoría de su base social, esos sectores de la población piensan que mientras hacen unas cosas no se hacen las otras, las que ellos esperan y necesitan. Parte de ese electorado; empleados, obreros y clases medias tradicionales están y esperan de la izquierda algo bastante simple: Justicia económica y social y mejores condiciones de vida. Sólo hay que impregnarse de pueblo, abandonar los cenáculos, hablar con gente en los barrios, mercados y bares para saber que el alma que late dentro del pueblo de izquierda es esa y no otra. Hace tiempo que el PSOE dejo de frecuentar y sentir esos ámbitos y por eso actúa de espalda a lo que demandan las clases populares.

La izquierda actúa como un buque rompehielos quebrando con su proa la conformidad social y haciendo de ello su exclusiva seña de identidad. El problema no radica en que haga eso, el problema consiste en que es eso lo único que parece realizar. Ha sido la propia sociedad la que ha venido rompiendo moldes en sus avances hacia la secularización y los nuevos modelos sociales, ya lo hacía incluso con el franquismo. Es la sociedad la que exige, llegado el caso, nuevos modelos de relación. No son los poderes públicos los que deben de impulsarlos, sino tan solo legitimarlos cuando la demanda es consistente. Llegado el caso le corresponde hacerlo de modo natural, sabedora de que no corresponde a una necesidad de carácter general. Esas políticas no son cuerpos centrales de una política de izquierda, son necesidades de cambio social que deberían de ser atendidas por cualquier gobierno del signo que sea.

El electorado vuelve su vista hacia lo práctico y más en tiempo de crisis económica. Mira hacia aquello o hacia aquellos que creen que puede resolver sus problemas en el barrio, en la búsqueda del empleo. Quieren, tan solo, solucionar sus problemas concretos. Les preocupa la inseguridad en las escuelas o la devaluación de la enseñanza pública por la falta de inversión o de rigor en su cometido. Sienten temor hacia los que son diferentes y piensan, erróneamente, que le están quitando su trabajo y eso, porque nadie les ha explicado de modo suficiente que esa diversidad enriquece y que están ahí para solucionar entre otras cosas su pensión del día de mañana. Están tan preocupados por tantos y tantos problemas cotidianos que muchos ciudadanos de a pie han llegado a la conclusión de que la izquierda ha dejado, lisa y llanamente, de atenderlos porque su centro de atención durante los últimos años ha sido otro muy diferente. La crisis ha puesto de relieve el "primum vivere" nuevamente.

Muchos ciudadanos de clase modesta que aún tienen el alma de izquierda creen ver en la derecha española y catalana esa política práctica y hacia ellos vuelve su vista. No los culpemos, no los culpemos porque si están ahí, fuera de su “campo natural” es porque las habilidades del prestidigitador, del ilusionista, solo encanta ya a los que con él están por su propio interes.

Leer más...

domingo, 28 de noviembre de 2010

Hablemos de realidades. Tema de acompañamiento: Those Were The Days, Mary Hopkin




“Podemos observar en la república de los perros que todo el Estado disfruta de la paz más absoluta después de una comida abundante, y que surgen entre ellos contiendas civiles tan pronto como un hueso grande viene a caer en poder de algún perro principal, el cual lo reparte con unos pocos, estableciendo una oligarquía, o lo conserva para sí, estableciendo una tiranía”

Jhonathan Swift

Ayer se levantó el telón de una nueva época. Un gobernante “socialista” alumbró el nuevo/viejo sistema de gobierno: El gobierno de la oligarquía. Los “mercados” aprietan en el exterior y en el interior, treinta y siete grandes empresarios cantan las cuarenta al presidente del gobierno y le dicen como y cuando han de realizarse los cambios.

En el post Sobre la reunión del Presidente con los empresarios analizaba los riesgos de la citada reunión para la izquierda y para el gobierno. ¿Que se quería escenificar ante los mercados que aquí, en España, se va a hacer caso a los que mandan en la economía española? Vale, puede ser cierto. ¿Que eso va a suponer mas alejamiento del gobierno respecto a sus bases electorales? Délo el Gobierno y el PSOE por supuesto.

El gobierno es un gobierno rendido y puesto a la disposición de lo que las oligarquías decidan. Ayer el I Consejo Oligárquico del Reino de España se reunió y marcó el calendario de las reformas. El gobierno y el PSOE es un Caballo de Troya con la panza repleta de portadores de la buena nueva. Los sindicatos levantan sus delicadas manos hacia el cielo y enseñan, a todos, los efectos de tantos años de pasar por la manicura. ¿Son instrumentos inservibles?

Para todos los que piensan que hay posibilidades de redención ahí, habría que decir que hoy día el PSOE es un Sindicato de Intereses. Hay que defender la parcela y la posición que veinte mil miembros de la nomenclatura tienen. Esa es la única realidad. Los que aspiran a entrar han de saber que las plazas disponibles son pocas, muy pocas, ya que es previsible que en los próximos comicios muchos pasen a la condición de “disponibles forzosos”

Me duele, no suelo adjudicar calificativos gruesos a nadie, ni siquiera a la derecha, pero hay algo que me viene a la cabeza en relación con Zapatero y toda la nomenclatura socialista. Algo que no voy a decir y que queda ahí, dentro, muy dentro. Me consuelo pensando en el pasado. No cualquier tiempo pasado fue mejor. Pero ante el desasosiego que causa tantas cosas en el presente el alma encuentra cierto descanso cuando navega hacia atrás en el calendario.

Una vez, hace cuarenta años, tuve un amigo en la mili, era una persona concienciada, solía cantar esta canción que les ofrezco en el vídeo, pero lo hacía en español. Circula por ahí una versión de Karina y otra de Gelu con el título de Que tiempo tan feliz. Mi amigo cambiaba la letra haciendo referencia al desengaño que comportaba el tener la fé en algo y perderla de sopetón por la fuerza de los hechos. El tema es viejo hasta la náusea; Inmasticable e indigerible para todo aquél que sea menor de los cincuenta y siete años pero lo pongo a pesar de todo eso, porque es una de las pocas voluntades que a uno que le queda.

Se ha caminado mucho pero cuando vuelves un poco la vista hacia atrás y mezclas los deseos del pasado con la realidad presente piensas en el sentido de esa fe. El mismo viernes a la noche lo puede comprobar con la intervención de Felipe González en el simposio sobre la educación en España de la Editorial Santillana. Felipe hizo todo un alarde de la nueva sociedad basada en la competitividad y en la necesaria retirada de las redes que comportaba tener un Estado del Bienestar. No me extraña, no es posible que alguien que reside en el pleno barrio de Salamanca, con amistades como las que tiene y con las inquietudes tan alejadas ya de la vaquería del barrio de Buenavista pueda seguir teniendo pensamiento y sensibilidad socialista. No es posible que los equivocados sean los millones de parados y los que salen en manifestaciones por todas las ciudades europeas. Los equivocados, en el mejor de los casos, son ellos y en el peor, son, y lo siguen siendo porque quieren confundirnos y equivocarnos.



Leer más...

viernes, 26 de noviembre de 2010

Sobre la reunión del Presidente con los empresarios





Todo el país anda pendiente de la convocatoria que ha realizado Zapatero a los treinta y siete grandes empresarios españoles. Quién influirá en quien, esa es la pregunta. En una semana tormentosa que recuerda a la fatídica semana negra del mes de mayo, con unos mercados acosando a la deuda pública española y con la caída de la bolsa superior a los seis puntos no es de extrañar que la reunión despierte gran expectación.

Una semana en la que, una vez más, el gobierno parece ser esa víctima a la que el miedo que le infunde el depredador paraliza. Del otro lado, los carroñeros del Partido Popular siguen haciendo de las suyas. A una mínima señal de sangre, que no es del gobierno, que es de este país y de sus ciudadanos, los chacales y las hienas del Partido Popular se acercan al festín celebrando el desangrado y ayudando para ello al depredador. Eso no es traición, eso es algo peor y para lo cual, no he encontrado aún el calificativo adecuado.

En la izquierda hemos tenido mala suerte, quizá sea la suerte que nos merecemos. Tenemos un líder inmaduro y un equipo que le sigue muy de cerca en la inmadurez. Pero esa carencia no puede significar el tirar todo abajo para que la derecha se instale antes de tiempo. Esa es la senda en la que siguen muchos. Me explicaré, parece ser que el problema no está siendo el gobierno del PSOE, el problema puede ser otro, puede ser su actual líder y la solución, de darse, correspondería al PSOE en primer lugar, y al Congreso de los Diputados más tarde.

No sabemos si los empresarios aprovecharan la ocasión para pedir que se acometan las reformas que en su día fueron mencionadas por el grupo de los 100 economistas o las que presentaron al Rey la semana pasada. Tampoco sabemos si Zapatero estará en condiciones de exigir a los empresarios algo que vaya más allá de las buenas palabras que sin duda les dedicará. ¿Quién llevara la voz cantante entre estos? Estas empresas se deben a sus accionistas y a los que ponen dinero en su deuda. Nuevas medidas en cuanto a una inversión adicional en España provocaría la huida de inversores en muchas de estas empresas que también están sobradamente endeudadas. El free float de las que cotizan en bolsa es muy alto. Gran número de acciones van de un lado hacia otro entre grupos de inversores y fondos de pensiones radicados en el exterior y por el contrario, los núcleos estables de accionistas no suelen ir mas allá del 20 o el 25% del total del capital.

¿Que pueden hacer más por el país que lo que hasta ahora han venido haciendo? Sin duda, podrían hacer algo más, pero convendrán conmigo que pedir patriotismo al dinero es bastante infantil. ¿Se atreverá a tanto Zapatero? Desde luego deberían de haber hecho algo más, algunas de estas empresas han llevado al exterior actividades que bien podrían haberse seguido realizando en España.

Con una guerra total contra el euro que se viene librando en los campos de la deuda española, el gobierno se verá forzado, una vez mas, a presentar nuevas ofrendas en el altar del capitalismo. Esto me sugiere la selección de la víctima propiciatoria que hemos visto en tantas películas; se sacrifica al más débil de cada momento a los tiburones, a los leones o al matadero para que otros puedan seguir alimentandose.

Almunia lo ha dicho: “El gobierno tiene que aclarar que otras cosas pueden poner encima de la mesa” Los mercados siempre esperan algo más. Los mercados, el capital, lo quiere todo. Toxo dice: “No descartemos una convocatoria anticipada de elecciones” No lo creo, pero supongamos que esa reunión es aprovechada para lo contrario de lo que quería el Presidente, se corre ese riesgo. Podría ser aprovechada para tirar de las orejas a Zapatero y para exigirle mas pruebas, podrían llegar a pedirle que se hiciese el harakiri para salvar a la patria. Los mercados quieren a Zapatero ¿Podría descartarse esta hipótesis?

Zapatero, una vez más, se ha metido el solito en la boca del lobo, porque nada bueno puede salir de una reunión convocada a bombo y platillo con semejantes compañeros de mesa. Esas reuniones no deben desvelarse. La tendencia de ZP al espectáculo, de hacer de cualquier cosa un motivo no de marketing, sino de merchandising, es letal en tiempos de crisis. Es tan obvio lo que digo que me parece mentira que no haya consejeros a su alrededor que le digan, si él insiste en ello, que eso no debería de hacerse. La próxima semana habrá nuevas medidas encima de la mesa, denlo por seguro, nuevas medidas o la ejecución inmediata de las en su día fueron propuestas.

¿Cuál será la lectura que hará la izquierda social y electoral ligando reunión, empresarios y medidas? Pues esa, que ZP pone nuevas cosas encima de la mesa o que acelerará otras en función de lo que le han dicho los grandes capitalistas reunidos en La Moncloa.

Una lectura mas atenta de la convocatoria de la reunión y de los asistentes nos dice que el cónclave obedece a una posible motivación: ZP quería, cuando convocó la reunión, llamar a capítulo a algunos empresarios por haber firmado de la Iniciativa Transforma, movimiento éste, que despertó un notable cabreo en el presidente pero en esta semana negra, una más, el boomerang de su iniciativa le ha sido devuelto. Los mercados han brindado una oportunidad única a estos señores para que vayan a la Moncloa no a escuchar, si no a todo lo contrario, a levantar la voz y decirle al presidente todo lo que ellos quieren cambiar.

Leer más...

miércoles, 24 de noviembre de 2010

Una iniciativa silenciosa: El Informe Transforma







Por el blog Asociación Cádiz Siglo XXI supe de esta noticia. Más tarde tirando del hilo, y clickeando por aquí y por allá, pude acceder al informe en cuestión. El asunto trata de un escrito impulsado por la Fundación Everis y que es respaldado por personalidades de los ámbitos académicos, empresariales y sociales. El manifiesto quiere ser un argumento movilizador de la sociedad civil. Dias pasados fue presentado al Jefe del Estado, supongo que con la intención única de que éste sepa del fruto del trabajo ó, según otros, para que “haga lo que pueda”

En el tardofranquismo y en la transición se utilizó un término caído ya en desuso. Los poderes fácticos eran teóricamente el colectivo constituido por empresarios, militares, iglesia y miembros del Partido Único que actuaban de freno ante cualquier cambio religioso, social o económico. Ahora ya no es tan manifiesta la unidad de esos grupos que velaban, dentro del espíritu provinciano que animaba una España autárquica, por sus negocios, la uniformidad patria, la salvación de nuestras almas o el chalet en la costa. En un mundo globalizado lo único que se ha globalizado es el capital. Con la globalización se han caído las banderas, la moneda y los carnets de identidad. A los demás, a los de infantería, no se nos globaliza se nos fraccionan.

Volvamos al informe en cuestión. Es un escrito de buenas intenciones por lo que es difícil estar en desacuerdo con muchas de las iniciativas propuestas. Muchas de ellas están formuladas en la intención de superar los enfrentamientos o debates de tono menor escuelas e ideologías que puedan haber en las sociedades modernas. La disconformidad con el escrito, de darse, puede surgir de la intención que algunos le atribuyen de ser una especie de ariete contra el libre juego democrático. Quizá surja esa sospecha por la presentación del documento al Rey, lo que a juicio de algunos supone una intención de incidir en el discurrir democrático. Presentación, todo sea dicho, que contó con Eduardo Serra exministro de Felipe González y Fidalgo que fue líder de Comisiones Obreras.

El escrito ha sido respaldado por cien personalidades del mundo empresarial al más alto nivel que unen a su nombre la representación de la gran empresa española a la que pertenecen, por miembros del mundo académico y de la comunicación.

Sin embargo hay cosas que personalmente me llama la atención en todo este asunto. La primera es la rara unanimidad existente en torno a una serie de puntos. Se dirá que seguramente hay otras muchas personas a las que no le ha parecido bien o no está de acuerdo, y que por eso, no lo han firmado. Otra, es la escasa difusión que el documento ha tenido en los medios y en las tertulias, teniendo en cuenta la importancia de los firmantes. Es extraño, porque en esos ámbitos se comenta de todo y en ocasiones, sobre asuntos de muy escasa entidad. Lo último tiene su fundamento en una simple presunción. Pienso que hay una voluntad inequívoca de silenciar la existencia del documento y sus propuestas, al menos en estos momentos. Repito, cuestiones y manifiestos de menor trascendencia han ocupado días de papel y de ondas.

J.L. Rodríguez Zapatero en la larga entrevista de El País del pasado domingo declaró que tenía la intención de reunirse con las 25 primeras empresas españolas. Esas veinticinco, casi sin excepción, son firmantes del documento ¿Se esperará a ese acto para darle más difusión? ¿Porqué no se le ha presentado el manifiesto aún a Zapatero?

Por esta vez no voy a expresar mi opinión sobre el contenido más allá de lo dicho hasta ahora. Prefiero que sean ustedes, si lo estiman conveniente, los que elaboren sus teorías sobre el asunto.

Algunos enunciados como la reforma y simplificación de la administración, el avance hacia la sociedad del conocimiento, el reconocimiento objetivo del talento en una sociedad en la que el nepotismo y el amiguismo es la senda fundamental para encontrar una ocupación, la reforma de la formación profesional, la racionalización de la universidad y las enseñanzas y el saco de ineficiencia en el que se ha convertido en muchos aspectos el estado descentralizado parecen ser un motivo de preocupación bastante seria para los firmantes.

Les dejo con el informe, hagan un esfuerzo y vayan al de las 120 páginas, es más completo y vean sus firmantes, está la "créme de la créme" del país. Pienso que les sugerirá mas de una reflexión, tanto sobre lo que dice, como lo que entre líneas se insinúa, porque convendrán conmigo que poner en marcha todo eso significa, así sin más, darle la vuelta al país como si fuese un calcetín y para eso, habría que tocar muchas teclas, incluso, las políticas y eso, va a doler a mas de uno.

Leer más...

lunes, 22 de noviembre de 2010

Cantoná y la revolución






Hace dos o tres años en una entrevista a Messi en televisión el periodista le preguntó sobre uno de los grandes futbolistas que el deporte del balompié había dado. Era alguien que hasta los chicos de diez años aficionados a las cosas del fútbol conocían. Messi no parecía que hubieser oído hablar de él. Creo recordar que el jugador referido era Eric Cantoná. No es de extrañar esto, es muy difícil extraer de los futbolistas, salvo casos muy excepcionales, alguna palabra o conocimiento que vaya más allá del “Sí, bueno…” o “ “Sí, la verdad es que…” Buscar en estas personas compromisos que vayan más lejos es como buscar, salvo casos excepcionales vuelvo a repetir, una aguja en el pajar.

Cantoná era un futbolista francés muy peculiar; marsellés, hijo de sardo y catalana tenía una presencia, digamos, muy personal. Destacaba de él su capacidad de liderazgo en el campo. En una ocasión se enfrentó a un espectador con un salto hacia la grada patada incluida. El incauto le dijo previamente: "Que te jodan, vuelve a tu país, francés hijo de puta". A partir de entonces nadie cerca de él en el campo le volvió a insultar. En otras ocasiones, yo era gran seguidor del fútbol inglés, del de antes, le he visto defender sin remilgos ante árbitros y contrincantes su versión de lo ocurrido en el campo. Fue uno de los primeros blancos en combatir la xenofobia en el fútbol. Son de esas personas que no tienen pelos en la lengua, siempre inconformista y muy poco dado a lo políticamente correcto. Con sus defectos, que los tendrá a montones igual que otros muchos, son de esos extraños seres que se manifiestan tal como son. De los que llaman al pan y al vino pues eso, pan y vino aunque sea el único, entre un montón, que tenga esa perspectiva.

Cuando dejó el fútbol se dedicó al cine, ha intervenido en unas cuantas películas, hay una muy reciente de gran éxito. En una de ellas me recordó un tanto a Belmondo con ese actuar desenfadado y por la pinta de sicario que tenía. En esto último, no me hagan mucho caso, no entiendo mucho de cine y menos de caracteres.

Eric Cantoná parece ser imagen de un movimiento en la red que está teniendo un cierto eco, el movimiento en cuestión es el Stop Banks. En una entrevista al periódico frances Presse Océan y difundida también por The Guardian se une a la campaña de lucha contra los bancos y el capitalismo. Stop Bank adopta determinadas denominaciones según el país y se conforman en grupos no estructurados.

Admiro a las personas como Cantoná, hay un porrón de ellas, es gente que suelen tener muy mala prensa y que son hasta mal vistas precisamente por esa contundencia que suelen emplear en sus denuncias. Vuelvo a repetir que estarán cargadas de defectos y pueden que sean sumamente contradictorias, pero estoy hasta el gorro de tanto políticamente correcto, oportunista, pusilánime, táctico y blandengue que recorre el panorama político y mediático de la izquierda, tan peripuestos siempre ellas y ellos.

Las cosas son como son, a qué rodearlas de tanto almíbar, buenas formas y demás, cuando lo que se requiere es, en muchos casos, simple contundencia. La izquierda en esa larga marcha hacia la búsqueda de la razón pura ha perdido la frescura, ha perdido la humanidad y ha perdido hasta su razón de ser. Ha olvidado que es un instrumento que debe laborar en favor de unos, los más, a los que la sinrazón y el egoísmo de otros, nada políticamente correctos, vapulean a diario. Mañana es previsible que este Cantoná millonario y visceral la cague por otra visión muy particular de un tema en la que algunos, es posible, que no estemos muy de acuerdo, pero siempre quedará lo que un momento dijo sobre un determinado tema. Búsquenme ustedes el mirlo blanco que fue coherente desde la cuna hasta el ataúd, búsquenlo incluso en ese altar que cada cual tenemos para los que son referentes en nuestra vida y si lo encuentran, digan conmigo: Ese no fue un hombre o mujer que para el caso es lo mismo. Aquí si que hay igualdad de género.

Dejemos ese mundo sin contradicciones personales para nuestros actuales dirigentes políticos, sociales y económicos, dejemos ese mundo en la que cualquier manifestación o acción corresponde, dicen, a un orden determinado o una lógica . Ellos, ya lo sabemos, nunca se equivocan y nunca han tenido contradicciones. Son la única isla en el mundo real, en un mundo que es el de la no ciencia, el mundo de la contradicción permanente. Nunca existió, por mucho que lo reclamen algunos, lo científico en relación con las actividades humanas.


Foto: The Guardian, Ken Loach y Eric Cantoná



Leer más...

domingo, 21 de noviembre de 2010

El misterio de la socialdemocracia pura o la socialdemocracia a la española (Madina)



Confieso que son tantas las ganas que tengo de que el gobierno haga las cosas bien que cuando escuché por la televisión lo del impulso legislativo tuve una momentánea sensación de bienestar. O sea, que me sentí bastante bien.

Por supuesto la cosa no llegó al tipo de orgasmo que las juventudes catalanas del PSC dicen que les va a dar a las féminas si votan a Montilla; Tremendo el patetismo del honorable pidiendo para sí un último voto, me recordó a Boabdil el Chico, que quieren ustedes que les diga. Si usted, amable lector, es de izquierdas, debería de convenir conmigo que dos de las leyes anunciadas por el portavoz del gobierno y algunas otras, dependiendo de cómo queden, son de las que harían tilín a cualquier izquierdoso de pro. Ya es hora, me dije, atendamos también a cosas que son fundamentales.

La Ley sobre cuidados paliativos y la muerte digna y la de salvaguarda de los consumidores y usuarios ante las grandes compañías suministradoras de servicios básicos, larga batalla esta, son dos asuntos que tendrían que haber sido tratados hace ya algún tiempo. No digamos la de la reforma de los sindicatos (colegios) de los profesionales. Grupos que suelen actúar en muchos casos de espalda a los tiempso en que vivimos,continuamente obsesionados en la defensa corporativa y en muchos casos, en la depredación de cuantos no tienen mas remdio que acudir a ellos. La primera es del todo necesaria. Absurdo era que entre tanta ley enviada al Congreso, algunas de muy discutible pelaje ideológico, todavía no se hubiera atendido algo tan fundamental. La segunda tiene una historia muy personal. Los que hemos trabajado en empresas que proporcionaban servicios básicos a la ciudadanía, en mi caso Telefónica, hemos podido llegar a comprender, al igual que muchos ciudadanos, lo que en realidad significaba la libre competencia para algunos.

La liberalización de algunos servicios ha consistido en pasar del monopolio al oligopolio o lo que es lo mismo, dar cuartelillo en un determinado negocio a otros intervinientes. En realidad lo que ha ocurrido es que se han sumado a todos los defectos del monopolio los que sobrevienen por actuar en régimen de oligopolio. Cierren todas las oficinas de atención al público y pongan a los usuarios a reclamar ante una persona que no atiende, en el mejor de los casos, sus giros lingüísticos y que encima está a diez mil kilómetros de distancia y para lo peor, reservemos un engendro en el que usted podría elegir hasta el género de la máquina con la que habla, pero de lo que es la solución exacta a su problema olvídese. Eso es lo que debería de evitar una ley que quiere defender derechos de los usuarios.

Con la luz de la mañana y las tareas habituales se serenan las urgencias acaecidas durante en la noche. Al entrar en la página La Moncloa.es pude ver la verdadera dimensión del impulso legislativo. Cierto es que no nos engañaron, van leyes en las que la izquierda social tiene puestas esperanzas pero había otras que son para poner los pelos de punta. Se envían lindezas como la Ley de Reforma de la Seguridad Social en materia de Pensiones, Ley de reforma de las Políticas Activas de Empleo o la Ley de Negociación Colectiva. Pase lo que pase con los interlocutores sociales ahí estarán esas leyes. Voluntad inequívoca del gobierno de proseguir contra viento y marea independientemente de lo que los sindicatos digan o de como acabe la negociación. Desde mi punto de vista, y en función de cómo queden, contemplo muchas de las otras reformas como muy necesarias.

Dice el refrán: Entre col y col lechuga y posiblemente tengamos que acostumbrarnos a esto en la "nueva fase". Del impulso legislativo se han comunicado unas cuantas guindas de la tarta. Se mencionan los grandes hechos, sobre otros, se pasa de puntilla. A la postre podemos ver que sí, que el problema no consistía en las políticas que estaba haciendo el gobierno, esas que las separaban de su base natural sino en el cómo se comunicaban y quiénes las publicitaban. Queda ya claro que con el nuevo gobierno no hay una rectificación si no que se trata de comunicar resaltando lo que conviene y tratando de poner sordina a lo que no conviene.

Algunas leyes que van en el paquete son interesantes, tienen su valor y hay que explicarlas bien y sin miedo a la ciudadanía; Acabar con las castas incustradas en muchos colegios profesionales, castas que tienen ramificaciones en la universidad y en algunos institutos investigadores y que no colocan una sola patente en el registro tendrá un efecto beneficioso sobre la competitividad de la economía española.

Vuelvo a escuchar la radio, ahora habla Madina, Secretario General del Grupo Socialista en el Congreso y dice lo siguiente: "A mi me gusta, una agenda de reformas legislativas en el cuerpo central de lo que es la identidad del Partido Socialista, de socialdemocracia pura, socialdemocracia española". Nunca había oído hablar de Socialdemocracia Española como sinónimo de socialdemocracia pura ¿Cabe pensar que lo que hemos tenido hasta ahora ha sido alguna especie de socialdemocracia extraña y originaria de cualquier otro país ajena a la especial idiosincrasia española? Si fuese así podríamos explicarnos muchas cosas.


En serio, en relación con el PSOE me siento como Forrest Gump. Recordaran ustedes que en la película, Gump asistía a todos y cada uno de los eventos especialísimos por los que pasó la nación estadounidense durante gran parte del siglo XX. Pues bien, sin haber estado en todos, en realidad he estado en muy pocos de ellos, podría decir que desde el XXVII Congreso del Hotel Claridge de Madrid hasta muy recientemente, ustedes podrían distinguirme en ellos como si fuese un Forrest cualquiera, y si no fuera exactamente, sería cualquier otro que desde el principio ha asistido a este ir y venir sobre el sentido de la socialdemocracia. Por eso puedo dar fe de que es la primera vez que asoma a mis entendederas ese extraño nombre para definir lo que el PSOE quiere hacer ahora. Cosas de la modernidad. La socialdemocracia española o pura parece consistir en que si usted es albañil hay que dar una de cal y otra de arena y si es hortelano, ha de plantar col y lechuga alternativamente. La cuestión es coger el capote y dar largas cambiadas, cuantas más mejor. Ese parece ser el secreto urdido para reducir el gap con el Partido Popular.

Leer más...

viernes, 19 de noviembre de 2010

España, Irlanda ¿Vidas paralelas?






Irlanda era, antes de la crisis, el país europeo junto con el Reino Unido con el mercado laboral más desregulado de Europa. Su protección social era también inferior. El crecimiento de los años noventa estuvo basado en unas condiciones de trabajo laxas y una bajísima fiscalidad - 12% del impuesto de sociedades - para las empresas.

La conjunción de estos factores hizo que un numerosísimo número de empresas se instalaran en ese país. De ese modo revertió el secular desempleo irlandés y se frenó una emigración irlandesa, no en décadas sino de siglos. Irlanda paso de ser un país de emigrantes a ser receptor neto de inmigrantes. La burbuja inmobiliaria que continuación se desató; los apartamentos en Grafton Street en el pleno centro de Dublín tenían un precio muy superior al de viviendas y oficinas en los Campos Elíseos en París, la Quinta Avenida en Nueva York o la Bond Street de Londres. Los impagados hundieron a los bancos que habían concedido esas hipotecas millonarias.

El precio de la vivienda, a estas alturas de la crisis, ha descendido entre un 35% y un 60% según que zonas. Muchas viviendas han quedado a medio construir y hay 250.000 viviendas vacías. El agujero patrimonial de los bancos por la crisis inmobiliaria en el marco de un régimen bancario, que no se ha significado precisamente por ser prudente, ha precisado la transferencia de recursos por parte del Estado y la creación de un banco malo a través de una agencia estatal (NAMA). Este banco se ha hecho cargo con dinero público de parte de los activos tóxicos que tenía el sistema financiero. Ese y no otro es el origen de la crisis bancaria irlandesa y del aumento del déficit en un 15%. El incremento del desempleo ha llegado al 16% y la deuda soberana, alcanza hasta el 70% del PIB.

Luego, se pone en marcha la larga fila de las fichas del dominó que caen una empujada por otra; el desempleo afecta al consumo y a la fiscalidad que a su vez desciende por el aumento del paro. El dilema es o más déficit, o más recorte. Los expertos han puesto el precio: 100.000 millones de euros. Sin la fiscalidad favorable a las empresas, que sin duda será revisada por los que van a prestar el dinero, las empresas ya no tendrán los alicientes que en su día tuvieron, nueva vuelta a la larga fila de las fichas del dominó.

Irlanda, que en su día cogió la tijera, que disminuyó el salario de los empleados públicos entre un 15% y un 20%, que recortó el exiguo estado de bienestar, que aumentó la fiscalidad excepto para las empresas y que paralizó las inversiones del estado ha visto como le dicen que con todo eso no es suficiente. No puede crecer, no lo puede hacer porque la demanda se ha resentido y mas que lo va a hacer, ya que el 50% del PIB depende del consumo interno. Los ciudadanos han acabado pagando la frivolidad del sistema y de parte de la clase empresarial irlandesa. El gobierno teme perder las elecciones y tiene sus razones para temer eso.

Los irlandeses han vuelto a la emigración. Cien mil jóvenes irlandeses, muchos de ellos muy cualificados, han abandonado el país. La temida brain draim, fuga de cerebros, está servida, dado que el paro entre los jóvenes graduados es ya del 30%.

Tras Grecia, la segunda en caer ha sido Irlanda. Portugal espera. una vez que se liquide la situación irlandesa, su turno a la vuelta de la esquina. Los expertos auguran que la situación portuguesa será clarificada antes de fin de año. Se prevee que en el caso español el déficit se sitúe a Diciembre de 2010 en el 9,8%. Mientras tanto, Salgado, se ratifica en que no va a haber una segunda ronda de recortes. Sin embargo, el BCE, el FMI y la OCDE e incluso el Banco de España, piden recortes adicionales del gasto público.

Se abre una nueva ronda para establecer las apuestas sobre cuando y en cuanto se obligará a España, posiblemente tras las elecciones catalanas.

Apuntemos, nuestra deuda pública y privada es de 3,09 billones de euros. El sector financiero español debe al exterior el 20%, es decir, 615.000 millones de euros. Mientras, esos mismos bancos, retienen un patrimonio inmobiliario por no bajar los precios que no se corresponden con lo que el mercado viene demandando; en España solo han bajado los precios de la vivienda un 17% desde el estallido de la crisis. Comparen con el descenso habido en Estados Unidos e Irlanda, países que también han tenido una burbuja inmobiliaria.

España al igual que Irlanda está experimentando también una fuga de cerebros. Pocos hablan en este país de eso. El 25% de los graduados españoles, un 25% siguen estudiando postgrados y Adecco, multinacional suiza del empleo temporal, ha evaluado la fuga de personal cualificado; médicos, biólogos, arquitectos e informáticos en 120.000 durante los dos años últimos años. Eso está ocurriendo en España.

¿Que sorpresa adicional nos aguarda para el inmediato futuro? Portugal no queda tan lejos. La situación es de por sí lo suficientemente complicada como para empezar a pensar que hay mucho donde meter mano. La reforma no puede consistir tan solo en lo laboral, el bienestar social y las pensiones, ahí es a donde siempre van. Del sistema bancario español se dice que es sólido, que no hay que temer problemas con ello. Los dividendos se mantienen, hay un atrincheramiento e intentan como en Irlanda irse inmaculados. Sin embargo, la deuda creciente en el exterior, la guerra por la captación de depósitos, la no actualización de sus activos y la valoración bursátil parecen indicar lo contrario, que las cosas no están tan bien como quieren hacernos creer. Este país no resistiría que a la crisis del déficit público, a las dificultades de financiación del mismo y el gravísimo problema del sistema educativo o a la formación deficiente de nuestros jóvenes se sumara una crisis bancaria. Si fuese así, apaga y vámonos.

Leer más...

jueves, 18 de noviembre de 2010

Todo por la casta





Unicef ha presentado un estudio sobre la situación de la infancia en España. El organismo de las Naciones Unidas alerta sobre el alarmante avance de la pobreza en nuestro país.

Dice el estudio que dos millones de niños viven en la exclusión. Marta Arias responsable de la difusión del mismo afirma: “"Ser un niño pobre en España no significa siempre pasar hambre, pero sí tener más posibilidades de estar malnutrido; no significa no acceder a la educación, pero sí tener dificultades para afrontar gastos o abandonar de forma temprana los estudios; no significa no poder ir al médico, pero sí tener problemas para pagar algunos tratamientos"

El informe "La infancia en España 2010-2011" expone que el 24,1 por ciento de los menores de 18 años viven en hogares cuyos ingresos están por debajo del 60 por ciento de la media de ingresos nacional, que para una familia de dos adultos y dos niños se sitúa en unos 16.000 euros.

En los hogares con niños en los que ninguno de los adultos trabaja, el riesgo de pobreza se eleva a un 62,8 por ciento, frente al 9,3 de las familias en los que todos los adultos están trabajando.

Pero incluso teniendo en cuenta los hogares donde trabajan los adultos, España es de los países que presenta un nivel más alto de pobreza, situándose en 2008 en el cuarto estado de la UE con mayor tasa de este tipo de pobreza. En los hogares con niños en los que ninguno de los adultos trabaja, el riesgo de pobreza se eleva a un 62,8 por ciento, frente al 9,3 de las familias en los que todos los adultos están trabajando.

Pero incluso teniendo en cuenta los hogares donde trabajan los adultos, España es de los países que presenta un nivel más alto de pobreza, situándose en 2008 en el cuarto estado de la UE con mayor tasa de este tipo de pobreza.

La situación del paro en España es dramática, han pasado ya más de dos años y las políticas ensayadas hasta ahora no han servido para sacarnos del pozo en el que nos encontramos. Para nada se habla de incremento de empleo, tan solo se habla de que perdemos menos empleo que antes. Estúpido consuelo para quien no puede salir de la desgracia.

Tras cada situación de desempleo hay personas, hay familias. Están, no lo olvidemos, los sectores más débiles de nuestra sociedad que son los ancianos y los niños.

Decía alguien esta mañana en la radio que en las oficinas del INEM y por los polígonos deambulaban a esa misma hora personas en paro tratando de encontrar un trabajo. A continuación, el mismo periodista hizo un recorrido con los portavoces parlamentarios en el objeto de saber cuales eran sus opiniones sobre el debate de hoy.

He tratado de presumir cual sería el posible impacto que todas esas declaraciones, la de los unos y la de los otros, pudieran tener entre los afectados.

Una opinión, la de Alonso, que coincide con lo que en estos momentos escucho del presidente del gobierno en el Canal 24 horas; El suyo era el clásico mensaje optimista, esperanzador y ñoño del Partido Socialista y me pregunto yo ¿Puede llamarse ñoño, tonto, a un discurso sobre un tema tan grave? Una nueva versión de los brotes verdes, versión Noviembre de 2010. Un mensaje con mas de lo mismo, con lo que se viene diciendo desde hace dos años, plagado de cifras, porcentajes, índices y datos imposibles de seguir y entender por la inmensa mayoría de los que viven el drama.

Enfrente, la oposición, casi toda ella con un mensaje hueco, lleno de tópicos y sinsorgadas que tampoco convence de lo contrario de lo que dice el gobierno. Quizá, justo es, que deberíamos de salvar de todo ese marasmo al diputado de Izquierda Unida Gaspar Llamazares- El único creíble por lo que dice, por como lo dice, y por la impecable trayectoria que ha venido siguiendo durante todo este tiempo.

Si queda algo claro es que el panorama político español se ha venido caracterizando por la incapacidad de llegar a acuerdos entre los partidos. Se sabe de antemano que, se diga lo que se diga, no hay posibilidad de cambio sobre las posiciones previas. Si, los discursos solo valen para emplear un tiempo que luego los medios cortaran, resumirán y filtrarán según lo que a cada cual le convenga. Llegados aquí, cabe preguntarse sobre que sentido tiene todo esta liturgia parlamentaria de rendición de cuentas a la que periódicamente nos someten.

El pueblo huye de toda esta gente a la que no entiende. El odio al uno o al otro, llegada una situación como las actual, es lo que mueve gran parte del voto en las elecciones generales. No es la esperanza de un país mejor. Estoy oyendo en estos momentos el mismo discurso al presidente del gobierno que le escuché hace año y medio. El mismo sin otra opción, y dentro de poco, escucharé a toda la oposición decir lo mismo que he venido oyendo durante el último año y medio.

Ese odio es también el que mueve a otros muchos, cada vez más, a huir de una casta de la que percibe señales y acciones de que solo están ahí para defender sus propios intereses.

Nuestra clase política es el problema. Si, ya se lo que muchos de ustedes dirán al respecto: “Ese mensaje es negativo, porque si nos cargamos la política (?) dejamos campo libre a otras soluciones” Pero no, no es la política, no es el sistema salido de Rousseau, Montesquieu y otros, son los políticos que nos han tocado en suerte y es la existencia de partidos cerrados, mas bien habría que llamarlas castas, los que nos precipitan hacia el descreimiento total en un sistema que no merece esa desconfianza y que es el mejor invento creado por el hombre para solucionar los problemas que conlleva vivir en sociedad.


Sabemos, salvo casos muy particulares, para qué están ahí. Están, lamentablemente, para eso, para seguir manteniendo las castas, para eso y para nada más. De ahí, que sea el pueblo el que exprese que tras el paro y la situación económica, el problema de este país son esas señoras y señores que, vestidos de coloridos trajes unas, y de gris otros, se adhieren al poder como si la situación, el drama que muchos conciudanos viven, no fuese realmente con ellos.

Leer más...

martes, 16 de noviembre de 2010

El precio de la dignidad



El Khamsim es como se conoce al sirocco en Egipto. Es un viento cálido del Suroeste que se caracteriza por surgir de modo espontáneo, sin previo aviso, y con rotundidad.

El día se presenta bien, abren los mercados y en los índices es el color verde el que predomina. De pronto, ¡zas! como si fuera el khamsim una suma de teclas pulsadas en distintos centros origina algo parecido a la hecatombre. Despiertan a uno, al que le toque en ese momento. Es un ministro de finanzas, cualquiera de esa pandilla de PIGS al que le dicen que hay un problema, que mientras dormía, en el otro lado del mundo, unos especuladores están tirando la economía de su país a la basura. La feria va por barrios. Cuando hay crisis no hay inversores hay, simplemente, especuladores.

Ese movimiento, impredecible del todo, no arrastra a un solo país, sino que actúa en cadena y afecta, siempre, a los cuatros malditos. Según la denominación que hizo famosa un columnista de The Economist son los cerdos del sur. Son Portugal, Irlanda, Grecia y España (PIGS).

Cada uno a su tiempo fue despertado o sacudido en plena nocturnidad. En un día de Mayo mientras Zapatero rememoraba el discurso que había pronunciado en un acto horas antes, y sentía aún en su interior las vibraciones y el eco del “no nos moveran” gritado a coro por los fieles, sonó el teléfono. Al otro lado del hilo era el amigo francés y el americano los que le recordaron que no podía aguantar más, que no se resistiese, que era del todo necesario que de una vez tomara medidas. De la alemana, no tan amiga, puesto que no le llamó, le dijeron que los gritos y maldiciones que profería desde Berlin llegaban hasta la verja de La Moncloa. Nada mas se supo de aquél español que ufano recorría seminarios y encuentros económicos dos años antes tan solo. Nada de aquél que levantaba el dedo festejando la pronta llegada de un nuevo rico al club de los Siete, ahora hay alguien que se le parece pero dice todo lo contrario a lo que antes decía.

No hubo más, se recibió aquella papeleta en la que se nos decía las medidas que el Soberano Reyno de España tendría que tomar si no quería verse precipitado a pagar más por el dinero que había pedido prestado o si pretendía acceder al crédito necesario para poder seguir tirando.

La tierra tiembla de nuevo, ahora lo hace en el norte, en Irlanda. Es el mismo país que en su día hizo lo que los avariciosos y depredadores suelen llamar “deberes”, la que abordó un plan de saneamiento y control de su déficit, que recordemos, fue generado única y exclusivamente por el apoyo que el Estado de Irlanda había brindado al sistema financiero irlandés. Ese mismo país que ha disminuido salarios, pensiones y ha mandado a gran cantidad de trabajadores al paro.

Irlanda fue llamada en su día el tigre celta por el crecimiento de su PIB. Irlanda cayó en la trampa fácil, la de la burbuja del mercado inmobiliario y para ello, al igual que España, pidió dinero sin límite a los bancos internacionales. Ahora, se ve obligada a pagar las imprudencias de aquellos gobernantes que eligieron el camino más cómodo.

Irlanda ha sido llamada al orden. Lisa y llanamente se la obliga a que pida al fondo de recuperación creado por la Unión Europea. El gobierno irlandés se encuentra en una encrucijada; Ceder su soberanía como estado en favor del ECOFIN algo intolerable para el pueblo irlandés o rebajar, aún más, su déficit y buscar dinero a mas alto interés. Irlanda se resiste. El ministro de finanzas ha manifestado que ellos pueden resolver la situación por si solos. No están dispuestos a ceder una soberanía por la que han luchado durante siglos. ¿Qué haría España en un caso similar? Aquí amigos, se entregaría, por entregar, hasta el acta fundacional de la nación española si la cuestión lo requiriese.

A estas horas, los guardianes del euro y los representantes del capital, pongan ustedes en fila al conjunto de ministros, burócratas y reguladores que sirven al dinero, amenazan con el peor de los males a los irlandeses. A este país, según dicen los entendidos, le beneficia que Irlanda baje las orejas y meta el rabo entre las piernas, de ese modo nos veremos libres de los chacales y pagaremos menos intereses por la deuda. Sinceramente no me lo creo, eso es pan para hoy y hambre para mañana. A nosotros, por mucho lastre griego, irlandés y portugués que lancemos por la borda nos acabaran apretando las tuercas también. La sociedad estamental tenía su razón de ser en la negación de la movilidad social. El lugar de los cerdos ya se sabe donde está, el designio del capital es ese, los cerdos deben de permanecer ahí, en los chiqueros, ese es el lugar que nos han reservado.

Leer más...

lunes, 15 de noviembre de 2010

La cuestión saharaui (II)


Anverso y reverso de una moneda. Una misma moneda y en cada cara una actuación distinta. Falsas ambas, falsa moneda como se decía antes en relación a los duros de chocolate, brillante por fuera y huecos por dentro.

Ruboriza ver a González Pons, conveniencia y oportunismo, en la cabecera de una manifestación que exige la libre autodeterminación del pueblo saharaui y la condena del gobierno marroquí por los sucesos de El Aaiún. El Partido Popular sigue con el gobierno marroquí una estrategia que no obedece a los intereses de la seguridad en España, del gran capital, ni a los equilibrios geoestratégicos frente al islamismo excluyente o violento. En esto incumple la directriz máxima de los gobiernos de la derecha en todo el mundo. La posición del Partido Popular en relación con Marruecos va mucho más allá de la simple diferenciación con el gobierno del PSOE. Por ello, inquieta y nutre de incógnitas sobre cual sería, una vez en el gobierno, su escenario final. Es un partido que quiere desmoronar, en una infantil pretensión, la posición preferente de Marruecos en la UE en relación a la exportación de productos hortofrutícolas. El PP quiere proteger a sus bases y votos en Almería, Murcia y la Comunidad Valenciana parte muy importante de su mayoría y por eso mantiene el grado de beligerancia, irracional desde la derecha y desde el neoliberalismo globalizador, con Marruecos. Es el partido de la derecha menestral y el caciquismo. Hasta ahí llega su pretensión propia de una derecha provinciana en la vuelta al XIX. Retorno a la política de sacristía y de casino.

He preferido escuchar en la SER a la ministra de Asuntos Exteriores en su primera explicación sobre la política seguida en el conflicto saharaui antes de escribir esta segunda parte. Mí opinión sobre la ministra ya la di en la primera parte de este artículo. Ni el gobierno ni la ministra me ofrecen garantías con su política sobre el norte de África. Como socialista siento vergüenza por la demagogia, la mentira y el cinismo que han empleado. Jiménez es una muy cualificada representante al servicio de la diplomacia del capital internacional. Ha sido hasta hace muy poco miembro de la Trilateral (desde que es ministra de Asuntos Exteriores ha desaparecido de la lista de miembros de una organización en la que figuran representantes de todas las grandes empresas y en la que ella ha sido uno de los ocho miembros españoles desde el año 2001), y pienso, lo pienso yo, que está en Exteriores como premio a su obediencia y previa petición formulada por ella misma a Zapatero como pago a sus servicios. Se trataría por su parte de consolidar un futuro personal cuando acabe sus funciones en el gobierno. Tal como lo pienso lo digo. Enviar a Moratinos para tratar el asunto es todo un síntoma.

Anverso y reverso de una falsa moneda. Falso el amor que siente el Partido Popular por el pueblo saharaui. Falsa, tremendamente falsa todas y cada una de las aseveraciones de Jiménez sobre la defensa de los postulados saharauis. Indignan esas manifestaciones que tratan de tomar por tontos a los saharauis y a la izquierda de este país. El Gobierno, y Zapatero antes, vienen trabajando denodadamente a favor de las tesis marroquíes sobre el Sahara desde el año 2000.

Desde este blog se ha defendido siempre unas buenas relaciones con Marruecos. Son fundamentales para la seguridad de nuestras fronteras y son también, muy importantes para nuestra seguridad interna. Marruecos actúa como gendarme frente al extremismo islámico y por eso es el aliado preferido de la UE, Estados Unidos y Francia. Esa realidad no puede ni debe ser desconocida para ninguna persona mínimamente formada. Sin embargo, el gobierno debería ser consciente de que la ciudadanía sabe al igual que ellos, que la actitud de Marruecos con España es la de ejercer un progresivo chantaje y nuestro continuo ninguneo en su privilegiada relación con Francia, Estados Unidos y la Unión Europea. El manejo oportuno del pedal de la presión en la inmigración ilegal, el tráfico de drogas y las actitudes de incordio constante en Ceuta y Melilla hacen que el Gobierno Español tenga una actitud de complicidad y silencio sobre las tropelías cometidas en el Sahara, a lo que habría que sumar para mayor indignidad la constante entrega de facilidades en las relaciones bilaterales. ¿Recuerdan haber leído lo que ocurría en las costas españolas del sur y levante entre los siglos diecisiete y diecinueve? Pues ahora pasa lo mismo aunque sin sangre y sin la resistencia que en otro tiempo hubo.

Duele por eso el entreguismo que se ejerce en un doble marco; El que hace referencia al ejercicio de la soberanía y el que toca las ideas, porque las ideas de libertad, del reconocimiento de los derechos humanos esenciales y el de la paz no es algo que deba de ser entregado o ignorado por parte de un gobierno que se autodenomina socialista.

España mantiene relaciones comerciales con Marruecos con un superávit cercano a los mil millones de euros. Es el sexto país del mundo en ventas de armas y este gobierno incumple reiteradamente la ley sobre comercio exterior de armas aprobada por las Cortes en 2007 que el mismo propuso. Una ley que impide vender material de defensa y policial a los países que lo empleen en su territorio y no reconozcan los derechos democráticos. Ha suministrado material de defensa, armas de diverso tipo y material antidisturbios a Marruecos por valor de 100 millones de euros en 2009. Un material que es empleado en el Sahara y con los saharauis. Por eso da vergüenza el cinismo de la ministra que supongo, porque no hay desmentido por medio, lo es de todo el gobierno.
La política española circula, mas de lo tolerable, a lomo de monedas falsas, monedas de chocolate. Cinismo y marketing político van de la mano. Las militancias y parte del electorado suelen atender a lo accesorio, en lo que algunos quieren mostrar. Sin embargo, cierto es que los políticos de este país cada vez engañan a menos, aunque en ese largo camino hacia la abstención generalizada acabe perdiendo, como casi siempre, el pueblo español. Ese es en realidad el gran problema.

Leer más...

domingo, 14 de noviembre de 2010

Johnny Cash; Ain´t No Grave. Vídeo del domingo



El día amanece triste y lluvioso, una cosa no implica necesariamente la otra pero esta vez han coincidido. Tengo un humor de perro. Cuando aquí llueve, a ochocientos cuarenta metros de altura, ves pasar las nubes a muy poca distancia del suelo. Cuando hay fuerte viento las ves pasar a gran velocidad. A sesenta, setenta kilómetros por hora. No lo sé, pero pasan muy veloces, como con prisas recorriendo el cielo que las separa del centro de la meseta.

Ha muerto García Berlanga. Me dice Marga: “Creía que este hombre había muerto ya”. Se apagan poco a poco, desaparecen de nuestras vidas hasta el punto de no saber si han muerto ya. Con todo lo que hay que comunicar el tiempo se agota en las insustancialidades que a diario nos prodigan las diferentes cadenas de televisión. Muchos de sus actores preferidos ya le precedieron en esa larga marcha hacia las tinieblas. Tal vez se encuentren de nuevo junto al Mediterráneo, en una finca vestidos de verde con la escopeta al hombro o en un chalet de La Castellana entre grandes cortinones burdeos de terciopelo. No parecía ser de izquierdas pero tampoco de derechas. Ni puta falta que hacía que fuera una cosa o la otra. Me quedo con una de las muchas frases que de él he leído: “España es un país maldito, porque la gente no tiene ningún sentido cívico, de pertenecer a una colectividad, para intentar lo mejor para todos. Y no es por deformación del franquismo y de tantos años de dictadura: eso lo llevamos en las entrañas los españoles”

El vídeo de hoy es un vídeo negro como corresponde al día, como corresponde a la muerte de Berlanga, como corresponde a una semana negra en el desierto del Sáhara, o a la constatación de la muerte de Don Santiago Benítez.

Cuando aquí saco una canción es porque a lo largo de la semana la he visto u oído en cualquier medio o porque los acontecimientos me llevan directamente a ella. En este caso, corresponde simultáneamente a los dos detonantes. El vídeo nos remite también a un proyecto que les ruego encarecidamente que lo vean. Tarda en cargar. Es el The Johnny Cash Project un homenaje a Cash con dibujos realizados por sus fans, su modo de construcción y la dirección se explica mejor en este suelto.

De siempre me ha gustado el outlaw country; Cash, Nelson, Kristofferson. Es el tipo de música que prefiero poner cuando hago viajes largos. Siempre son estos maestros y la caja recopilatoria de la Credence.

Espero que les guste el vídeo elegido. La canción es un clásico del gospel y pertenece al último disco de Cash, su voz lo dice todo. Murió cuatro meses despues de que lo hiciera su mujer. Pueden ver el tema en el proyecto, o si les tarda en cargar, en este otro que aquí les pongo. Buen domingo.


http://www.youtube.com/watch?annotation_id=annotation_255832&feature=iv&v=o0MIFHLIzZY


Leer más...

viernes, 12 de noviembre de 2010

El apaleamiento de Jesús Eguiguren




He tenido que demorar la entrega de la segunda parte de la Cuestión saharaui (II) porque el cuerpo me pedía escribir algo, aunque fuera muy poco, sobre el presidente de los socialistas vascos Jesús Eguiguren.

Conocí a Eguiguren en el Congreso del Partido Socialista de Euskadi, Navarra incluida, en el hotel Avenida del barrio de Begoña de Bilbao. Sería, he intentado encontrar el año exacto pero no lo recuerdo bien, mas o menos por 1979.

Era víspera de la marcha del PSE-PSOE de los socialistas navarros; Arbeloa, Urralburu y Solchaga tenían ya las maletas preparadas para constituir la Federación Navarra del PSOE. El PSE tenía, sino un estado de división, si una contradicción interna que pervivió durante un cierto tiempo después. Había dos formas de entender la labor del partido allí.

Eguiguren con Odón Elorza y otros jóvenes guipuzcoanos defendía una opción más cercanas al tejido social. Tkiki Benegas era el secretario general y trataba de cohesionar un partido en el que claramente se apreciaban dos polos pero él, al igual que Múgica y Rubial, estaba en Madrid. Los polos eran el vizcaíno comandado por García Damborenea, de triste recuerdo,que estaba apoyado por la estructura de la UGT, y el guipuzcoano, en el que el sector mas vasquista tenía la fuerza en esa provincia. En medio quedaban los alaveses cuyo líder era Anguiano. Entre los alaveses estaban también, formando parte de su ala izquierda, Aguiriano y un sector vinculado a los Militant con gente afín a los hermanos Val del Olmo.

Yo era bastante joven, tenía treinta años, y el País Vasco era un hervidero, la democracia como todos sabemos no estaba consolidada. Las acusaciones de torturas eran frecuentes, ETA estaba a todo tren y algunas bandas fascistas (BVE, AAA, AET), antiterroristas se llamaban, contribuían con sus atentados y asesinatos a poner todo mas cuesta arriba.

En aquel congreso, que presidía Eguiagaray, en su ponencia política se debatía una enmienda – el que esto escribe era su ponente - que decía, creo recordar, que en los casos de denuncias de tortura en los tribunales, el PSE-PSOE exigiría la investigación de los casos. Por aquel entonces, a los interrogadores se les iba la mano más de una vez y a los socialistas se nos consideraban culpables de omisión en parte de la ciudadanía.

Siempre estuve más cercano a las posiciones guipuzcoanas que a las vizcaínas aunque mi agrupación era vizcaína.

El congreso estuvo parado durante la madrugada porque alguien “de arriba”, miembro de la Comisión Ejecutiva Federal, y presente allí, el nombre no importa ahora, se oponía radicalmente a la enmienda y amenazaba con vetar, no se sabe bien en base a qué disposición estatutaria, la discusión en el pleno. Su única explicación, que yo no escuche, era de que eso iba a poner en peligro sus relaciones con los militares, campo en el que venía trabajando dentro del PSOE.

La enmienda decayó, ahí los que la habíamos llevado adelante no estuvimos muy finos. Hablando en plata nos acojonamos ante la cantidad de catástrofes que nos dijeron que podrían ocurrir, pardillo que era uno o cobarde vaya usted a saber. También se vió como muchos de los que habían prestado su apoyo en la comisión no la iban a respaldar en el pleno. De entonces recuerdo como Eguiguren, Elorza y otros jóvenes del partido se tomaron el caso. Elorza y Eguiguren han sido siempre cuestionados por la derecha española, siempre se les ha considerado cercanos al mundo abertzale, olvidan que estas personas también están amenazadas y que precisan escolta. En un tiempo, cuando no había escoltas, la defensa de la vida le correspondía a uno mismo. Algunos, los menos, no siempre era fácil, convivían con el metal en el bolsillo como única protección.

Al parecer, la búsqueda de la paz, la necesidad de explorar nuevas vías, de hacer política, defendiendo siempre la justicia y la democracia esta mal vista. No es posible desde la perspectiva del Partido Popular y de toda su banda carroñera-mediática una solución del terrorismo que no pase por su decisión soberana, por su nihil obstat que contiene como es sabido una sola cláusula: “Nosotros somos los únicos que podemos llegar a un acuerdo para el final del terrorismo".

A Eguiguren le están dando por todos los lados, todo porque tiene la idea de acabar con el terrorismo lo antes posible y porque cree en lo que un día significó el Pacto de Ajuria-Enea, que recordemos, sigue vigente, ya que aún no ha sido derogado y porque ninguno de los firmantes, Partido Popular incluido, se ha bajado de él.

Por darle, le dan también desde su propio partido. En el PSOE siguen existiendo los que hacen observaciones sobre lo contraproducente que son algunas opiniones que alteran lo que otros piensan. En el imperio de la uniformidad y el pensamiento único esta concepción siempre está presente.

Alguien se ha preguntado que sería de este país, y del Partido Popular, si no hubiese terrorismo y si los independentistas callaran durante un cierto tiempo. Que pasaría si no hubiesen papeles de la Guerra Civil en Salamanca, sonsonete habitual en esta Castilla y León cada vez que el Partido Popular tiene aquí un problema. Que ocurriría, si las presiones que ejerce la Iglesia Católica Española en su intento de hacer nuevamente de este país un estado confesional no existieran. Tendríamos un partido de derechas, normal, normalito, al igual que otros muchos en Europa, se dedicaría a la economía y algo a los movimientos migratorios. Un partido que dada la ideología base del pueblo español, la que se manifiesta en todas las encuestas no se comería, a poco bien que lo hiciera la izquierda, una rosca. El Partido Popular y la banda carroñera-mediática necesita como el comer de todos esos problemas, sin ellos, no serían nada.

Con Eguiguren y con Elorza hace décadas que no hablo pero los he seguido, puedo decir que Eguiguren en lo político, y no entrando en los problemas personales que en su día tuvo y que por los que pagó es un patriota, de los de verdad, es un constitucionalista, es un socialista convencido pero al mismo tiempo es una persona firmemente comprometida con su tierra es, además, una persona que al margen de tener una responsabilidad tiene también criterio político y eso, no se perdona.

Leer más...

jueves, 11 de noviembre de 2010

La cuestión saharaui (I)



Sobrecogen las imágenes que nos llegan del Sahara Occidental. La violencia con la que se ha empleado el régimen marroquí y los disturbios en las calles de El Aaioun nos han dejado una serie de imágenes y vídeos realizados con móviles a los que precisamente ese tipo de soporte dota de un mayor dramatismo.

Cuando se juzga la situación en el Sahara no se suelen comentar una serie de aspectos que operan sobre el conflicto en una superestructura que no es facilmente visible.

La represión de la libre expresión de los saharauis en los territorios ocupados ha sido brutal, desmedida y criminal. En algunos momentos recuerda la brutalidad empleada por los israelíes con el pueblo palestino. Estos saharauis no eran el Polisario. Independientemente de que allí hubiesen simpatizantes del movimiento de liberación saharaui o independentistas, la protesta y la acampada tenía una motivación socio-económica. Era una reacción pacífica en el objeto de llamar la atención internacional sobre la situación de expolio que viene sufriendo la población saharaui en los territorios ocupados.

Marruecos con la invasión del Sahara inició la marroquinización de este territorio. Las facilidades creadas por deducciones fiscales a ciudadanos, empresas y los subsidios a individuos y familias movilizaron a gran cantidad de marroquíes de las diferentes provincias del reino. El Sahara tenían reconocidos unos 230.000 habitantes en el 2004 y en la actualidad, según fuentes del Polisario, viven en el Sahara 200.000 saharauis autóctonos y unos 600.000 marroquíes. Aunque esta última cifra parece ser exagerada, de lo que no hay duda es que la estrategia marroquí estaba dirigida a cambiar la estructura demográfica del Sahara en el escenario de un posible refrerendum. Estas migraciones, superiores a las que pueden soportar ese territorio, han afectado profundamente, no podía ser de otro modo, la calidad de vida y la economía de los autóctonos condenando a la mayoría de ellos a la miseria.

Produce pavor el ver como grupos de colonos marroquíes armados con grandes cuchillos y palos recorrían las calles de El Aaioun en busca de saharauis. Es un recurso habitual en el régimen marroquí la utilización de los civiles como fuerza de choque.

Recordemos. El régimen marroquí es un experto en la movilización de las masas. El sistema de harkas forma parte de la historia de Marruecos. Fueron empleadas contra Francia y España a finales del XIX y principios del XX. Mas tarde, en la guerra civil española también fueron empleadas, una vez armadas, por el ejército franquista. En el conflicto de Ifni, que enfrentó de modo no oficial a España y Marruecos se las denominaban bandas irregulares. Aquello no era otra cosa que grupos fanatizados instrumentadas por Mohamed V. Con los setenta, se utilizaron oficialmente desarmadas y muy bien dispuestas para ser carne de cañón frente las defensas del ejército español en la línea fronteriza del Sáhara. Eso y no otra cosa fue la Marcha Verde. Miles de ciudadanos, algunos voluntarios y otros forzados, fueron embarcados en trenes por todo el reino con el único objeto de amedrentar a la dictadura española. Franco y los franquistas no estaban ya para eso. Dieron al mundo una clara muestra de lo cobardes que pueden llegar a ser, a pesar de las apariencias, los que solo sirven para reprimir a su propio pueblo. España huyó de allí con el rabo entre las piernas y entregó a un pueblo y a un territorio al vecino del norte.

El Campamento de la Dignidad no era el Polisario, igual que Aminatu Haidar, tampoco lo era. Al Polisario le ha ocurrido lo que suele suceder con cualquier movimiento que ha permanecido durante mucho tiempo en una situación asimilada al exilio. Como cualquier otro movimiento de liberación debería de haber escogido otra estrategia tras la caída de los bloques. Otro modo de seguir luchando desde dentro, independientemente de que hubiese mantenido una capacidad de fuerza dentro o fuera del muro de defensa construido por Marruecos.

El Campamento de la Dignidad es un movimiento de defensa de la dignidad del pueblo residente saharaui que ha sido privado de sus recursos naturales, de su riqueza, su economía y que ha sido condenado a la indigencia por parte de la potencia ocupante.

El pueblo saharaui está siendo utilizado de forma mezquina por muchos de los intervinientes en este damero maldito que se ha convertido el Sahara. Hay una utilización económica e imperialista por parte de Marruecos. El Gran Maghreb Marroquí, el eterno sueño de los teóricos marroquíes desde el siglo XVII que abarcaba, por el sur, hasta el Níger y por el norte, ya saben ustedes hasta donde. Por parte de Argelia, sabedora de esas apetencias, que ha recurrido a instrumentalizar, según le convenía, la cuestión saharaui para marcar de cerca al Reino Alauita. Las grandes potencias, Francia y Estados Unidos que apoyan las tesis marroquíes en torno al Sáhara en la necesidad de tener un aliado fuerte y estable en un mundo islámico cada vez más inclinado hacia el integrismo.

Y luego está España, en la que no hay una concepción única. En este país, ya se sabe, hay una imposibilidad para establecer una política exterior común por encima de los partidos. La cuestión saharaui en España también es instrumentalizada; El gobierno, cualquier gobierno español, repasen las hemerotecas, siempre con el secular temor que desde el desastre de Anual despierta aquí el vecino del sur. Franco, Arias Navarro, Suárez, Felipe, Aznar y ahora Zapatero se han tentado las ropas o se la tientan cada vez que hay un conflicto. Los nacionalistas, sean de derecha o de izquierda, son partidarios del Polisario. La explicación hay que buscarla en algo mas peregrino que la solidaridad internacional. Se trata de agarrar a la España centralista por ahí, por ese mismo sitio, con el reconocimiento del derecho de autodeterminación a un territorio que fue español. Recordemos que el Sahara no fue un protectorado fue una provincia española y sus habitantes aunque no reconocidos entonces eran españoles.

Los que están a la izquierda del PSOE, que acusan a éste de abandonar, igual que lo hizo la derecha, al en otro tiempo querido pueblo saharaui. De cómo el acuerdo suscrito entre el FLN argelino y el PSOE (Alfonso Guerra, 1976) en el que se reconocía al Polisario como único representante del pueblo saharaui acabó en la papelera cuando Fernando Morán, en la primera visita que hizo a Marruecos en representación del nuevo gobierno socialista, ratificó en 1982 el proceso según lo hacía entonces Marruecos.

Y por último, la gran bandada de carroñeros que es el Partido Popular defendiendo a los revolucionarios saharauis ¿Con que objeto? ¿Qué es lo que determina que el Partido Popular apoye, no la independencia del Sahara, sino la debilitación de Marruecos? La respuesta esta en la Faes, donde existe un gabinete dedicado desde hace mucho tiempo a extender un modo diferente de actuar con Marruecos. Frente a la debilidad y buenismo de los gobiernos socialistas proponen, en una línea muy similar a los neocoms norteamericanos, una actitud beligerante, guerrera diría yo. Perejil en su dimensión estratégica no queda tan lejos.

Sobre esa y otras cuestiones hablaremos en una segunda entrega de este largo escrito.

Leer más...

miércoles, 10 de noviembre de 2010

Los negocios de Aznar



Cuando Aznar anunció que no se iba a presentar a la reelección como presidente del gobierno abrigaba la intención de iniciar un próspera carrera como empresario. Sus intensas relaciones con los republicanos americanos tenían ese sentido. No le interesaba para nada formar parte del Consejo de Estado como miembro permanente, lugar al que puede acudir, igual que cualquier otro expresidente del gobierno, cuando así lo quiera.

Con un Rajoy como presidente del Gobierno cabía la posibilidad de ser un gran empresario. Rajoy era más manejable que Rato, demasiado listo este último y con intereses muy concretos. También era mas manejable que Acebes demasiado dado a los confesionarios. Con buenas relaciones en un Partido Popular gobernando en España y con unas amistades excelentes en el Imperio las expectativas de negocio eran muy halagüeñas.

Una de las patas del banco se quebró aquél fatídico día en el que el Partido Popular perdió las elecciones y aquellas esperanzas quedaron cojas. No obstante, todavía hay muebles que salvar de la quema. Los negocios que se pueden hacer ahora no son los que se preveía, pero algo queda.

Aznar fundó una empresa, Famaztella S.L (Familia Aznar Botella S.L.), para gestionar la economía de su post-presidencialismo. Es consejero de la empresa del magnate de la prensa internacional Murdoch y por ello ingresa 160.000 euros. Con todo, los ingresos de explotación ascendieron en 2009 a 609.000 euros, del que una vez deducidos los insignificantes gastos de explotación y los impuestos, 145.458 euros, da por resultado unos beneficios de 445.000 euros. Las conferencias y la publicación de libros, uno al año, sus ingresos como presidente de FAES y su pensión de ex-presidente son las fuentes de las que obtienen sus beneficios. El patrimonio acumulado desde que Aznar abandonó el gobierno, hace seis años, es de 1,6 millones de euros que se encuentran invertidos en activos financieros nominados en dólares. Doscientos cincuenta millones de las antiguas pesetas en cinco años, no está mal.

Lo del pago de impuesto es muy curioso. Este patriota constituyó una empresa, al igual que otros muchos patriotas de la derecha, para que seguir el esquema que un día nos descubrió los ministros Piqué y Birulés; A eso no cabe denominarlo, decían, evasión de impuesto sino que consiste en optimizar los impuestos.

Si Aznar declarara sus ingresos como rentas del trabajo tendría que pagar el tipo máximo, un 45%. Al ser una empresa familiar la que gestiona todos sus ingresos tributa tan solo por el 35%.

No sufran por esto, las cosas son así, y si no, miren como el electorado del Partido Popular suele “comprender” estos ingresos, estos pagos y lo que aún no está escrito ys entenciado.

Les dejo con el Money de Pink Floyd, atiendan al campanilleante repiqueteo de la caja registradora.




Leer más...

martes, 9 de noviembre de 2010

Don Santiago



Un compañero de Socialistas en Red ha muerto. Nos hemos enterado casi dos meses después. Primero fue ver como el agregador de SeR se había caído y Don Santiago no reaccionaba, luego de como no contestaba a los correos y al final, un móvil que cuando llamabas te remitía a que dejaras un mensaje. Nos había comunicado que se iba de vacaciones, su blog sigue manteniendo su último post: Cerrado por vacaciones, dice.

Supe de Internet por unos libros de FUNDESCO, una filial de Telefónica. Con esos libros comenzamos a saber, en los ochenta, y antes de que comenzara a funcionar en España, de las inmensas posibilidades que podía ofrecer una red de comunicaciones como esta. Por aquél entonces nos parecía cosa de ciencia-ficción, la realidad nos ha mostrado, veinticinco años después, que las previsiones que se habían formulado, han sido superadas ampliamente.

Nos relacionamos con personas de las que en unos pocos casos conocemos sus rostros, lo que escriben, no siempre lo que se escribe coincide con lo que se piensa, pero desconocemos su tono de voz, el acento, el como mira, de su vida, de su familia...

Y si el blog es político, entonces, la relación es aún más descarnada. La política, aunque solo sea política escrita, no es la actividad adecuada para crear lazos. Uno no tiene un blog para crear lazos, al menos en la política. Se escribe vaya usted a saber para que, lo más frecuente es que sea para dar rienda suelta a las inquietudes que cada cual tiene.

De Don Santiago sabía solo lo que escribía. Nada más. Los correos cursados en uno u otro sentido, en los que también participaban los miembros de SeR siempre hacían referencia a lo mismo. Por decirlo de alguna manera era el lenguaje del trabajo.

Trataba de usted, a todos, y aunque nunca lo expresó, parecía reclamar lo mismo. Decía que formaba parte de su costumbre y que la experiencia le había demostrado que era lo mejor. El tratamiento de usted, un tanto decimonónico, para nada encubría un trato estirado. Al contrario, por lo que se podía percibir era una persona afable.

Eso tiene las redes, entras, comentas, publicas. Sabes sobre lo que inquieta, cuáles son las aspiraciones confesadas de los que en ellas participan, de cómo se levanta esa mañana, la partida de mus que ha jugado o el paisaje que ayer en su salida al campo disfrutó. Si, todo eso, pero un día el que te comentaba tan asiduamente dejó de comentar, te interrogas sobre cual podría haber sido su reacción ante ese nuevo post que has publicado, pero parece como si la tierra se lo hubiese tragado. Como llegó se fue. Nada más vuelves a saber de él o ella.

En el mundo de lo inmediato nos hemos enterado de su muerte dos meses después y eso que teníamos con él una relación fluida. Sus cenizas que descansan repartidas entre una playa de Canarias y Kosovo se ha confundido ya con la tierra. En realidad, nadie sabe de nadie solo sabemos de lo que quieren decir y posiblemente de lo que sienten o pueden pensar.

En su blog decía que se iba de vacaciones. No lo sabemos, pero esa frase perdida en la red podría durar una eternidad. Es un modo de seguir viviendo, Don Santiago para los más seguía viviendo, esa es la gran paradoja de todo este sistema.

Don Santiago solo puedo decirle Sit tibi terra levis y que allá a donde haya ido su espíritu pueda seguir haciendo lo que en esta tierra le hizo feliz.






Lo escrito hasta ahora por otros compañeros sobre Santiago Benítez





Merce Perelló

Nicolás Mengual

Helios

Manuhermon

Blanca Flores

Antonio Pulido

Salondesol

Javier Caso

Innopolis

Leer más...

lunes, 8 de noviembre de 2010

Las palabras de Felipe González




Considero a Felipe González como el mejor de los gobernantes que haya podido tener España en el Siglo XX. Si Suárez, junto a otros, tuvo el valor de desmontar el entramado sucesorio franquista como jefe de gobierno no lo fue tanto. No era un líder, ni siquiera aglutinó a todos aquellos que aspiraban a consolidar el centro político. González fue el autor, no me gusta personalizar en exceso, junto a otros muchos que con él estaban, de un cambio de gran trascendencia para el país. Al mismo tiempo es de justicia reconocerle su capacidad de liderazgo por lo que no es exagerado atribuirle un mérito superior al que otros tuvieron.

González supo acabar con la amenaza militar. Él y los Serra, Narcis y Eduardo, dieron con las llaves precisas para desactivar la amenaza militar en España. Sus relaciones con el resto de partidos socialistas europeos fueron imprescindibles para cerrar el círculo infernal de la dictadura al integrar a España en la Comunidad Europea, OTAN incluida. La tercera gran apuesta fue universalizar la educación, la sanidad y poner los cimientos del estado del bienestar.

¿Errores? También los tuvo. La mayoría surgidos en torno a la fuerte centralización en el PSOE. Cuando un partido pierde como referencia la democracia interna, pierde los controles. El dejarlo en manos de los que creían que el partido para ser fuerte debía de ser dirigido con “manu militari” o el mirar para otro lado ante una corrupción que en contra de lo que sucede en esos mismos casos con el electorado de la derecha suele tener un alto carácter definitorio en el alejamiento de los votantes de izquierda, fueron los factores que llevaron a la derrota. Por último, cuestiones no muy bien aclaradas durante el mandato socialista sobre el saltarse el Estado de Derecho a la torera en la lucha antiterrorista, hubo sentencias por el medio, terminaron por machacar al PSOE.

Felipe ha hablado. El País le ha dedicado el nada despreciable espacio de cinco páginas sobre parte de sus recuerdos y su situación personal. El González que algunos hubiéramos deseado oír sobre el presente y en torno al país, la economía, la sociedad, el gobierno y su partido ha aparecido bien poco y cuando lo ha hecho, ha sido muy generalista.

Debajo, al final de la entrevista, aparecía una leve reseña del libro que recientemente ha escrito sobre su gran obsesión: Europa. No quiero pensar que sea una entrevista para la difusión del libro, la editorial no pertenece al grupo PRISA y por lo tanto, yo mismo desactivo esa hipótesis.

Después de pasar por el túrmix cuanto ha dicho, después de filtrarlo con el colador chino correspondiente, solo queda al final, eso es lo que han reseñado los medios, el que tuvo en su mano la posibilidad de “hacer volar a la dirección de ETA y no sabe si hizo bien al no hacerlo”. También queda las muestras de solidaridad y compañerismo con personas que fueron condenadas por cuantos tribunales tuvieron potestad sobre los casos reseñados.

Las alarmas se han disparado. La Caja de Pandora nuevamente se ha abierto, Pons le acusa echando mano del abecedario y atribuyéndole una letra del mismo. El Mundo aprovecha para decir: Ya lo decíamos nosotros. Durán i Lleida desde la cama por un inoportuno enfriamiento, y aprovechando que se abre la campaña electoral, va de perdonavidas y dice “El Gal se juzgó en su día”. Otro modo de decir que si, que vale, y de paso dejar la sospecha sin que haya necesidad de manifestarla una vez más.

No entro, el pudor me puede, sobre las cuestiones económicas y el desprendimiento material de un expresidente que no cobra por conferencias mientras otros lo hacen. Que ha rechazado consejos de administración y que su máxima aspiración sería tener una tierrecita de tan solo ocho hectáreas que al parecer, es muy difícil de lograr con los noventa mil euros anuales que comporta su pensión vitalicia a la que habría que sumar, supongo, la pensión como exparlamentario a cargo de la Seguridad Social, gastos de representación, viajes gratis, coche oficial, escoltas, gastos para contribuciones sociales, oficina permanente y demás bagatelas. González ensaya aquí ese desprendimiento que tan altos rendimientos en imagen dio en su día al vicepresidente Guerra. Él, que dormía tan solo tres o cuatro horas, que se mantenía con algo de chocolate, frutos secos y Mahler. Esa aureola fue muy válida en su tiempo. Hoy, con toda sinceridad, muy pocos se creen lo de la penurias y el ascetismo de nuestros políticos.

Este país necesita hablar del presente y del futuro. La izquierda no precisa, para nada, de nuevas entregas del socialiberalismo que nos han llevado hasta el lugar en el que nos encontramos. No va a servir de gran cosa la entrevista. No a su partido, no a los que esperamos algo más que las toneladas de resignación que desde la izquierda gobernante se nos ofrece día tras día. Lo dicho solo servirá a los que desde la derecha siguen atizando el pasado y las teorías de la conspiración. Ese González que nos habla de sí y de sus historias pasadas nada aporta a los problemas que hoy día tenemos como pueblo. Retomo un pensamiento por él expuesto en la entrevista y se lo aplico: Hablar si, pero cuidando la oportunidad, el interés y la utilidad de lo expresado.

Leer más...