martes, 3 de noviembre de 2009

Irati




Hoy no voy a escribir de política, lo aviso de antemano, me encuentro aún bajo los influjos del largo fin de semana que hemos tenido en Castilla y León. Estos días, los hemos aprovechado los tres, Marga, Miguel y yo para hacer un viaje al norte. Son nuestras dos pasiones los viajes al Norte (País Vasco, Cantabria, Asturias , Galicia, Rioja y ahora, Navarra) y Cádiz

Llevábamos ya un tiempo dándole vueltas a lo del viaje a Navarra y por fin hemos ido. En realidad ha sido muy poco tiempo, tres días que no dan para casi nada.

Iruña-Pamplona me ha gustado. El centro se encuentra, al igual que otras ciudades, despanzurrado con las obras del Plan E. Esta ciudad, al igual que Vitoria-Gasteiz, que también hemos visitado, son ciudades con un urbanismo amigable, amplios parques, buenos equipamientos ciudadanos y con avances apreciables en la sostenibilidad. Nos gusto mucho el tranvía de Vitoria.

Pamplona era nuestra base, desde allí nos desplazamos a la Selva de Irati objetivo principal de la visita. Nos acercamos por Orbaitzeta y desde allí, al muro de la presa. Recorrimos el perímetro del embalse por un sendero entre hayas. El cromatismo de Irati en esta época del año es fabuloso. La temperatura un tanto alta para nuestro gusto. Hay paisajes a los que le cae muy bien determinado clima. En el caso de Irati no estaría mal un tiempo algo fresquito y nuboso.

La comida en Mendilatz, en el albergue, estupenda y desde luego con un precio excepcional. Os dejo unas cuantas fotos. También estuvimos en Orreaga-Roncesvalles, Luzaide-Valcarlos y entramos en Francia. Visitamos la preciosa ciudad Donibane-San Jean pied du Port, en la Baja Navarra o Navarra francesa. Esta ciudad fue fundada por el rey de Navarra García Jiménez hacia el siglo IX, según expresaba una ficha turística en francés, español y euskera Una jornada dura, cansada, casi diría extenuante, pero sumamente gratificante.

La vuelta la hicimos por Rioja. Cada año por estas fechas nos desplazamos a La Rioja, desde Salamanca, llegamos a Haro en menos de tres horas. Laguardia, Elciego, (las bodegas Marqués de Riscal y el edificio diseñado por Frank Gehry), Labastida y la visita a los viñedos y bodegas de Remelluri en las faldas de la sierra de Toloño, con sus parcelas rotuladas; falda, ermita etc. Y su vino, sobre todo su vino.

Comimos en Haro en Bhettoven, buena cocina, quizá en su precio algo por encima de lo deseable.

¿La política? ¿La actualidad? Lo más cerca, el inefable Jan Laporta, Miguel, mi hijo, aunque seguidor del Real Madrid, no pudo sacarse una foto con algunos de los internacionales del Barça. Sosos, autistas, concentrados decía uno por allí al lado, ni siquieran reaccionaban a los saludos. Son obra nuestra, nuestra y del AS, del Marca, del Mundo Deportivo, del SPORT y de toda la corte de periodistas deportivos, que ganan y hacen ganar con el circo del fútbol y a nosotros perder las neuronas por el espectáculo deportivo y toda su parafernalia. Coincidimos en el hotel con el Barça. Vaya con los futbolistas, mueven mas seguridad que cualquier otra celebridad.

No me dió tiempo a leer las noticias en los periódicos, sólo reparé en el mapa de la corrupción en España que hojee el domingo en el ABC durante el desayuno.

No ha venido mal estar ajeno a la política estos casi cuatro días. Recomiendo a los que no hayan viajado hasta allí, tanto Navarra, como Irati. Merece la pena.

Volveremos, a una cosa y a la otra. A la política y a Navarra.





























4 comentarios:

  1. Preciosas las fotografías!!!

    Saludos. Nieves.

    ResponderEliminar
  2. Muy bueno tu paseo por un mundo mejor, relajado ausente, con esos paisajes de ensueño.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Pienso que las fotos habrían salido mejor si hubiese habido un mayor grado de humedad o hubiera llovido.

    además el embalse estaba bajo. De todos modos un bosque de 18.000 hectáreas con 800.000 hayas es algo espectácular.

    saludos

    ResponderEliminar